La banca hace aumentar las listas del paro

En 10 años el sector bancario ha destruido el 25% de los puestos de trabajo que ocupaba

Los bancos españoles en este inicio de 2016 aún están inmersos en procesos de digitalización, reestructuración y fusiones Los bancos españoles en este inicio de 2016 aún están inmersos en procesos de digitalización, reestructuración y fusiones

Parece que la banca aún no ha recuperado la vía de la estabilidad, inmersa aún en un proceso de reestructuración y reajuste de las plantillas. Esta dinámica no es nueva, de hecho si en 1985 trabajaban en bancos y cajas un total de 232.000 personas, el 2015 eran un total de 175.000 personas. Esta tendencia se ha acentuado durante los años de crisis, especialmente causado por el cierre y fusión de cajas y su posterior conversión en bancos. Si en 2005 trabajaban en las cajas de ahorro unas 118.000 personas, el 2015 eran unas 78.738 personas, en este caso ya ocupados por bancos. Paralelamente, durante los años de crisis los bancos también destruyeron empleo pero no de una forma tan acentuada. En 2005 había unos 111.000 ocupados por los bancos y en 2015 esta cifra se había reducido hasta los 96.782 ocupados.

Uno de los últimos ejemplos lo encontramos para el caso del Banco Santander que anunció la semana pasada que realizaría un expediente de regulación de empleo (ERE) sobre un total de 1.660 personas, de las cuales 1.200 trabajan en sucursales y 460 en la sede central de la misma. El motivo oficial de esta decisión ha sido el proceso de digitalización en que se encuentra el banco, un proceso que también están llevando a cabo otras entidades bancarias que podría conllevar medidas similares a las del Banco Santander.

Otros ejemplos de destrucción de puestos de trabajo en el sector bancario durante estos primeros meses de 2016 han sido por un lado el Banco Ceiss, entidad que ya está negociando un ERE sobre un tercio de sus trabajadores, es decir, unos 1.120 afectados, y por otra parte el BBVA que ya anunciado su intención de reducir sus sucursales durante los próximos años. Igualmente Caixabank también ha anunciado que aplicará unas 500 bajas voluntarias incentivadas.

Sede central del Banco Santander en Boadilla del Monte

Sede central del Banco Santander en Boadilla del Monte

No está justificado según los sindicatos

Los sindicatos ya han puesto el grito en el cielo argumentando que parte de estos ERE no están justificados. Por ejemplo para el caso del Santander argumentan que los resultados no han sido malos y añaden que mientras 1.246 directivos cobraron 699 millones de euros en 2015, el resto de trabajadores, unos 23.000, se les retribuyó únicamente con un total de 971 millones de euros. Además presentan el caso de Ana Botín, presidenta del mismo Santander, quien a pesar de la aplicación de este ERE, cobró el 2015 un 9,4% más, llegando a los 4,8 millones de euros entre fijo y variables.

España aún está en pleno proceso de salida de la crisis económica y consecuentemente de reducción de la tasa de paro, pero parece que el sector bancario no rema en la misma dirección. Por el contrario se prevé que en los próximos meses la banca continuará desplegando esta política de reestructuración y reajuste y así haciendo engordar las listas del paro.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>