La banca española y Zapatero: Un gobierno al servicio de las grandes fortunas

En unas muy recientes declaraciones a un medio de comunicación internacional, Zapatero ha argumentado que una de las razones por las que saldre…

Forum Libertas

En unas muy recientes declaraciones a un medio de comunicación internacional, Zapatero ha argumentado que una de las razones por las que saldremos antes y bien de la crisis es porque nuestro sistema bancario es mucho más fuerte que el resto.

No es la primera vez que el presidente del Gobierno loa a los bancos y cajas españolas. Ya lo hizo en su anterior salida a EEUU, antes de que la crisis se agudizara, cuando nos presentó como modelo gracias también al sistema bancario.

Esta preferencia por las grandes fortunas se refleja en otros aspectos de la trayectoria política del presidente. Concretamente en la reforma fiscal que pretende introducir y que precisamente olvida a aquellas, cargando una vez más las tintas sobre el consumidor y el ahorro, es decir, sobre la mayoría. Pero, es que además la banca y buena parte de las cajas españolas abusan de su situación. Este no es un juicio de valor sino la conclusión de dos estudios muy recientes que se han publicado estos días. Uno del Banco Central Europeo y otro de la Comisión Europea.

En relación al primero, resulta que la financiación para la pequeña y mediana empresa española es mucho más cara y más difícil de conseguir que, pongamos por caso, Francia, Italia y Alemania. Para utilizar el ejemplo italiano, que en muchos temas ocupa el furgón de cola, en Italia el 76,5% de las pymes que solicitaron un crédito en el primer semestre del 2009 lo obtuvieron. Esta cifra se reduce al 43% en España. Y a la inversa: las pymes consideran que se ha reducido su acceso a la financiación pública en un 18% en Italia y en un 45% en España. La función que justifica el papel de la banca es el de alimentar financieramente el buen funcionamiento del sistema productivo: Y el nuestro, como el italiano, reposa sobre las pymes. Si éstas van mal, simplemente, nos hundimos.

Pero no acaba aquí la cuestión. En el reciente informe de la Comisión Europea resulta que la banca española es la segunda más cara en la prestación de sus servicio y la más opaca de toda la UE. El usuario de este país ignora cuanto paga y le resulta imposible compararlo con la competencia. Por ejemplo, la diferencia con nuestro vecino portugués es extraordinaria. Si los costes de una cuenta corriente en Europa son 100, expresión de un valor medio, en España es de 178, mientras que en Portugal es de 45. Un 300% más en nuestro país. ¿Qué tienen los bancos españoles que no tengan los portugueses, en una proporción de 3 a 1?. Y no se trata de que a nivel mayor de renta más costes bancarios, porque en Holanda el mismo indicador se sitúa en 46, en Alemania en 89 y en Irlanda, 82. Incluso Francia que los tiene bastante más elevados de la media se encuentra lejos de la situación española, con 154 de coste total de una cuenta corriente.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero es en realidad el gobierno de las grandes fortunas disfrazado de retórica populista. Y el PSOE se ha convertido en un instrumento a su servicio. En el fondo hay un pacto implícito: facilitar el gran negocio del capital financiero que tiene poder real; ir exprimiendo y capeando a la vez al grueso central de la población, que por su desarticulación social y falta de mecanismos de representatividad posee un poder débil; tener tranquilo al aparato sindical; y mantener un importante voto cautivo a través de las subvenciones.

Hazte socio

También te puede gustar