La Biblia en su contexto: “La huida es el nuevo éxodo, más importante que el de Moisés” (Mt 1,18-24)

Luego de haber visto los magos al niño Jesús, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le…

Luego de haber visto los magos al niño Jesús, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo “Prepárate, toma conmigo al niño y a su madre y huye a Egipto y estate allí hasta que yo te diga” (Mt 2,13). El evangelista aplica una tipología del éxodo a un individuo, que representa la restauración de todo Israel, en Oseas 11,1 leemos: “Cuando Israel era niño, lo amé. Y de Egipto llamé a mi hijo”. Mateo ve el cumplimiento de una frase de la escritura. El texto se refiere históricamente al éxodo de Israel, pero Mt. ve en él un sentido nuevo y escatológico, realizado por Jesús, perseguido por el Rey, pero liberado por Dios, reviviendo así y compartiendo la experiencia del éxodo.

La huida es el nuevo éxodo, más importante que el de Moisés. Desde tiempos del Antiguo Testamento, Egipto era un lugar de refugio. La familia de Jacob se dirigió allá cuando el hambre se extendía en Canaán, antiguo nombre de Palestina (cf. Gn 42-48). Egipto era una provincia del imperio, directamente gobernada por Roma desde el 31 a.C, libre de toda interferencia de Herodes.

Luego de la muerte de Herodes el ángel del señor se le apareció nuevamente en sueños a José y le dijo que se fuera a la tierra de Israel ya que los que querían atentar contra el niño han muerto, sin embargo José al enterarse de que en Judea reinaba Arquelao el hijo del terrible Herodes, tuvo miedo y en sueños fue avisado que se retirara a la región de Galilea y residió en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo dicho por los profetas que será llamado “Nazoreo” (Mt 2,19-23).

En la primera parte de la perícopa (Mt 2,19) el evangelista describe las circunstancias y el mensaje, imitando Ex 4, 19 ("Después de aquellos largos días, murió el rey de Egipto y dijo el Señor, ve, marcha a Egipto, porque han muerto todos los que buscaban tu vida”), sugiriendo así que Jesús, al volver de Egipto, asume la misión de Moisés.

Con respecto al título de “Nazareno” (Mt 2,23), es importante destacar que el texto griego dice “nazoraios”. Esta frase no se encuentra en ninguna parte del Antiguo Testamento. El dato “por los profetas” tampoco es exacto. ¿En qué ha pensado San Mateo? El profeta Isaías dice refiriéndose al Mesías del tiempo futuro: “Y saldrá un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz se elevará una flor, y reposará sobre él el espíritu del Señor…” (Is 11,ls). Del tronco de Jesé, del linaje principal de David, que se ha interrumpido (por castigo de Dios) y que se ha vuelto estéril, debe brotar un nuevo retoño. “Retoño” en hebreo se dice “nezer”, que suena de una forma parecida a “nozri”, traducido al griego por nazoraios, término que tal vez sólo tardíamente cambió su significado en “el hombre de Nazaret”. Lo más probable es que haya que pensar en esta relación entre el “hombre de Nazaret” y el “renuevo del tronco de Jesé”.

Actualización

El poder del mal siempre quiere destruir y atacar, usa las mil formas para asediar y lograr su cometido. Sin embargo a Jesús nunca pudo ocasionarle daño alguno. Sus padres huyeron en el tiempo en que Dios se los ordenó.

En momentos cuando el pecado ronda nuestras vidas y trata de hacernos caer, lo más sabio es huir de la mano de Dios, esperar el momento preciso para enfrentarlo, la dirección de Dios será determinante para poder vencerlo.

El mundo ha creado una red perversa para hacer caer a nuestros jóvenes y no dejarlos salir nunca (sexo, drogas, pornografía, libertinaje, violencia), sin embargo necesitamos con gran fuerza y vehemencia salir a predicar a tiempo y destiempo el mensaje de la Buena Nueva que “es fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree” (Rom 1,16).

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>