La cara y la cruz de la condición humana

Un hombre fallecía ahogado el pasado miércoles, 14 de julio, al intentar rescatar a sus dos hijas en la playa de Calnegre de Lorca (Murcia). Las niñas…

Forum Libertas

Un hombre fallecía ahogado el pasado miércoles, 14 de julio, al intentar rescatar a sus dos hijas en la playa de Calnegre de Lorca (Murcia). Las niñas, ambas menores de edad, consiguieron salvarse gracias a la intervención de su padre. Un día antes, 4 jóvenes armados con un bate de béisbol la emprendían a golpes con un vagabundo hasta que uno de ellos “le reventó la cabeza a golpes”. El suceso ocurría en Almería y el triste final era la muerte del “gorrilla”, sobrenombre con que se conoce a los indigentes que hacen de aparcacoches para ganar algún dinero. Dos sucesos ocurridos a tan sólo 219 Km. de distancia. Luces y sombras en el alma del ser humano que nos muestran, por una parte, la capacidad que tiene el hombre de hacer el bien e incluso de llegar a entregar su vida en un acto de generosidad; pero que también revelan el lado más oscuro de las personas, capaces de arrebatar la vida por pura diversión, o por determinados prejuicios ante sus semejantes.

 

La vida por sus hijas

 

El hombre de 35 años que estaba en la playa de Calnegre no se lo pensó dos veces antes de lanzarse al agua para rescatar a sus hijas, que no podían llegar a la playa debido a las fuertes corrientes de la mar. Después de conseguir rescatar a las dos pequeñas, el padre murió ahogado sin que unos bañistas que se encontraban en la misma zona pudieran hacer nada por salvarle a él, según la información facilitada por un portavoz del Centro de Coordinación de Emergencias (CCE). La llamada de alerta llegó al CCE a las 10,43 horas, pero ni los socorristas del Ayuntamiento de Lorca, ni el personal médico de las ambulancias que llegaron al lugar de los hechos pudieron salvar la vida del padre. Un psicólogo se tuvo que hacer cargo de las niñas hasta la llegada de los familiares.

 

Imitando a La Naranja Mecánica

 

Por otra parte, como si de una imitación de la película de Kubrick La Naranja Mecánica se tratara, cuatro jóvenes acababan con la vida de un indigente en Almería después de propinarle una brutal paliza con un bate de béisbol. El gorrilla Salvador Gómez Segura, alias El americano, se encontraba a eso de las 23 horas del 13 de julio en la plaza de Juan Casinello. Según algunos testigos, dos individuos de unos 20 años de edad tuvieron una fuerte discusión con la víctima. Después de cruzarse fuertes amenazas e insultos, la pareja de jóvenes abandonó la plaza y el vagabundo se quedó sentado en uno de los bancos. Al poco rato, los dos jóvenes volvieron a hacer acto de presencia acompañados de otro par de chicos armados con palos y un bate de béisbol. Acto seguido, la emprendieron a golpes con él y uno de los jóvenes se ensañó de tal manera con la cabeza de la víctima que ésta quedó “totalmente reventada”, según la información de los presentes. Cansados de apalear al indigente, los 4 jóvenes dieron media vuelta y abandonaron rápidamente la plaza, mientras la víctima quedaba tendida en tierra rodeada de un gran charco de sangre.

 

¿Qué valores inculcamos a los jóvenes?

 

Hechos como éste y otros que, aunque no acaben con la vida de una persona, indican la agresividad creciente de los jóvenes en nuestra sociedad son una muestra evidente de que las cosas no están funcionando bien. ¿Cuál es la razón de semejante diferencia en el comportamiento de dos individuos de la misma especie? Uno, capaz de entregar la vida por hacer el bien. Otro, capaz de matar como forma de entretenimiento y para reafirmar su “hegemonía” entre sus iguales. La respuesta puede estar en el propio sistema y su escala de valores. Unos valores que se basan actualmente en la transgresión, el hedonismo, la individualidad y el “todo vale” para conseguir lo que se quiere. Se ha perdido en gran medida el sentido de lo que significa la generosidad, la amistad, el sacrificio, la familia y el respeto hacia las demás personas. Una serie de valores que el sistema debería intentar recuperar; todo un reto sobre el que debe reflexionar el conjunto de la sociedad.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar