¿La Catedral de Córdoba no pertenece a nadie? Eso dice el Ayuntamiento socialista

“La consagración religiosa no es un modo de adquirir la propiedad”, dice un informe del consistorio, pero expertos juristas certifican que es propiedad de la Iglesia desde 1236 y así lo determinó la Justicia en junio de 2015

La Catedral de Córdoba sí tiene dueño, la Iglesia católica La Catedral de Córdoba sí tiene dueño, la Iglesia católica

Nadie con dos dedos de frente puede dudar de que la Catedral de Córdoba es propiedad de la Iglesia. Y lo es desde 1236. Así lo determinó la Justicia en junio de 2015 al acordar el archivo de las denuncias presentadas contra las inmatriculaciones de la Diócesis de Córdoba sobre diferentes monumentos, entre ellos la Catedral.

El auto del juez recordaba entonces que “fue adquirida por la Diócesis mediante donación del Rey Fernando III en el año 1236 y, desde entonces, ha sido poseída de manera pública pacífica y no interrumpida en concepto de dueño”.

De hecho, la propia Comisión Europea afirmaba a finales de enero de este año que no hay “base legal para intervenir” sobre la propiedad de la Catedral de Córdoba, rechazando así las peticiones de varios eurodiputados del PSOE, Izquierda Unida y Podemos, que pedía expropiar el templo a la Iglesia.

Los eurodiputados izquierdistas pedían a la Comisión su intervención en un escrito que recogía graves acusaciones contra la Iglesia sin ninguna prueba y que ya habían sido rechazadas con anterioridad tanto por la Justicia como por las autoridades españolas.

Podemos, Izquierda Unida y el PSOE quieren expropiar la Catedral de Córdoba a la Iglesia, pero la Justicia les quita la razón

Podemos, Izquierda Unida y el PSOE quieren expropiar la Catedral de Córdoba a la Iglesia, pero la Justicia les quita la razón

Un informe rocambolesco

Sin embargo, ahora, un informe del Ayuntamiento cordobés, gobernado por los socialistas, deja sin dueño a la Catedral y asegura que no pertenece a nadie ya que “la consagración religiosa no es un modo de adquirir la propiedad”.

El rocambolesco informe lleva la firma del secretario general del Pleno, Valeriano Lavela Pérez, quien declara que la mezquita de la ciudad no pertenece a ninguna Administración pública nacional o extranjera, ni a persona física o jurídica como tampoco a autoridad eclesiástica alguna.

Lavela, que contradice de esta manera al anterior alcalde de Córdoba, que consideraba en abril de 2014 “jurídicamente un disparate” intentar expropiar la Catedral, conmina a las autoridades municipales a reclamar en los tribunales la nulidad de la inmatriculación de la mezquita por parte del obispado cordobés hace ahora 10 años.

Para este funcionario, la mezquita goza de una protección especial, no solo por su declaración como patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, sino por la declaración en Qatar en 2014 como “bien de valor universal excepcional”, lo que impide que pueda ser adquirida por nadie ni pertenecer a nadie, ni siquiera por usucapión, es decir, por haber tenido su posesión durante 10 años.

“Tiene mayor rango por razón de su especial naturaleza que cualquier bien normal o tradicional” por lo que se ha encontrado, dice, “y se encontrará siempre fuera del comercio de los hombres”.

Asegura que no son suficientes los documentos que utiliza la Iglesia para demostrar su titularidad, e insiste en que “la consagración religiosa no es un modo de adquirir la propiedad” y cree, más bien, que lo ocurrido en aquel siglo fue una “purificación” para que el monumento pudiera servir al culto católico.

El secretario municipal opina que las normas que amparan la inmatriculación de la mezquita son “inconstitucionales” por lo que bastaría con una declaración para anular la supuesta propiedad eclesiástica.

La socialista Mercedes Mayo, titular de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Córdoba, una voz incómoda para el PSOE

La socialista Mercedes Mayo, titular de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Córdoba, una voz incómoda para el PSOE

Un informe desmontado por expertos juristas

Ante los argumentos de Lavela Pérez, Mercedes Mayo, titular de la Asesoría Jurídica del propio Ayuntamiento de Córdoba, ha emitido a su vez un informe en el que precisa que “el Ayuntamiento de Córdoba no tiene posibilidad legal alguna de inscribir a su nombre la Mezquita-Catedral” ya que el inmueble se encuentra ya inscrito a nombre de la Iglesia Católica en el registro de la propiedad.

Desde la propia asesoría jurídica del Ayuntamiento se ratifica que el informe en el que se niega la titularidad de la Iglesia Católica del templo no es válido, según informaba Aciprensa este martes, 15 de marzo.

Fuentes del Cabildo de la Catedral de Córdoba explican que en repetidas ocasiones han aportado a lo largo de los últimos años infinidad de documentación y argumentos demostrando que la propiedad de la Catedral pertenece a la Iglesia Católica.

“Muchos de los argumentos históricos y jurídicos que el Cabildo ha proporcionado han sido ratificados posteriormente y utilizados por otros expertos para demostrar la titularidad del templo por parte de la Iglesia”, aseguran.

Esta vez no ha sido el Cabildo “sino agentes externos a nosotros, como juristas y otros expertos, quienes han ratificado la propiedad de la Catedral por parte de la Iglesia”, precisan.

Además, concluyen asegurando que al mantener vivo este debate “inexistente en la realidad de la sociedad cordobesa, se genera una imagen negativa de la ciudad de Córdoba y del templo”.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Anda por las redes una plataforma proponiendo “Salvar” a la mezquita-catedral de Córdoba. Me pregunto qué significa para estos “salvadores” salvar ¿De qué hay que salvar a la catedral-mezquita de Córdoba, que ha sido sistemáticamente protegida por la Iglesia Católica durante siglos?

    Lo que sí creo es que:
    Hay que salvar a España de DEMAGOGOS
    Hay que salvar a España de RADICALES TRASNOCHADOS
    Hay que salvar a España de INCULTOS y EXTREMISTAS
    Hay que salvar a España de la MUGRE y el SECTARISMO
    Hay que salvar a España de los que la ODIAN

    No deja de sorprenderme que un gobierno democrático (aparentemente) como el de Andalucía diga que una Catedral no es de la Iglesia católica y quiera apropiársela. A eso se le llama robar, expropiar edificios enteros, quedarse con los templos, apropiarse de las catedrales. Se proponen empezar por la catedral de Córdoba. Dicen que no es de la Iglesia. Hagamos un poco de Historia, para los que – de buena o mala fe – la ignoran:

    . Año 550 (aprox.): en el lugar en que se encuentra la actual catedral, los cordobeses construyen una basílica visigótica que consagran a San Vicente.

    . Año 714: el militar musulmán Musa ibn Nusair, que formaba parte del contingente armado que invadió la Península, ordenó que la mitad de la basílica de San Vicente, conquistada por la fuerza de las armas, se dedicara a los ritos islámicos.

    Año 786: los invasores musulmanes (siempre tan “respetuosos”) deciden apropiarse de toda la basílica, suprimen el culto cristiano, destruyen el templo y construyen sobre sus ruinas una mezquita.

    Año 1236: el rey Fernando III el Santo reconquista Córdoba y ordena que en la mezquita sea restablecido el culto cristiano. A continuación cede la titularidad de este templo a la Iglesia.

    Año 1523: se construye la basílica cristiana en el centro de la mezquita.

    Año 2014 y posteriores: la Junta de Andalucía dice que la Iglesia se ha quedado con un bien que no le pertenece.

    Ninguna razón jurídica podrá sustraer a sus actuales beneficiarios la propiedad real de la Catedral, que se remonta a mediados del siglo VI. Ignorar la Historia y sustituirla por consignas laicistas, radicales e intolerantes no cambia los hechos.

    Y ahora una pregunta: después de la catedral de Córdoba ¿expropiarán la catedral de Sevilla? ¿Y el Gran Poder? ¿La Macarena también? ¿Y la Esperanza de Triana…?, ¿Y el Cachorro…? ¿El Cristo de la Buena Muerte?…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>