La CEE recuerda que “el aborto con píldora también es un crimen”

La Conferencia Episcopal Española publica cuatro documentos en los que explica desde la Doctrina Social de la Iglesia las medidas del Gobierno …

Forum Libertas

La Conferencia Episcopal Española publica cuatro documentos en los que explica desde la Doctrina Social de la Iglesia las medidas del Gobierno con la píldora abortiva

La Conferencia Episcopal Española ha hecho públicas de nuevo cuatro orientaciones sobre la píldora del día después (PDD) a raíz del anuncio del Gobierno de autorizar su venta sin necesidad de receta médica y sin límite de edad.
El Ministerio de Sanidad y Política Social autorizó la venta de la píldora del día después (PDD) sin necesidad de receta médica en las farmacias, además de legitimar a cualquier persona que quisiera acceder a ella sin límite de edad según anunció la ministra Trinidad Jiménez acompañada de la titular de Igualdad, Bibiana Aído.
La Secretaría General de la CEE, por indicación expresa del Comité Ejecutivo, reunido el 14 de mayo de 2009, ante estas “sorprendentes medidas que permiten la venta sin prescripción médica de fármacos con posibles efectos abortivos y eventuales secuelas negativas para la salud de las mujeres o niñas que los utilicen” ha hecho públicos los cuatro documentos que adjuntamos y que difundió entre el 1998 y el 2001.
Jiménez indicó en la presentación de la medida tiene como finalidad “evitar los embarazos no deseados” sin que represente, según el Gobierno, “un método anticonceptivo más”. “Con esta decisión se eliminan los obstáculos con los que se encuentran las mujeres, en particular las más jóvenes para acceder a algunos métodos anticonceptivos”, afirmó la ministra que ha apuntado que “el objetivo es que una mujer que lo necesite en un momento dado lo pueda conseguir sin ningún tipo de traba”.
El documentoLa píldora del día siguiente, nueva amenaza contra la vida, escrito por la Asamblea Plenaria del año 2001 explica que “se trata de un fármaco que no sirve para curar ninguna enfermedad” e incide en que “el embarazo comienza con la fecundación, no con la anidación”, por lo que “el óvulo fecundado ya es un ser humano”.
Asimismo, el texto constata que con la venta de este tipo de fármacos la “autoridad pública abdica de nuevo de su gravísima responsabilidad de tutelar siempre la vida humana”.
En el documentoSobre la píldora del día siguiente de la Subcomisión Familia y Vida del año 2000 advierte que el medicamento está constituido por un “preparado de hormonas” que “cuando llega al torrente sanguíneo, las altas dosis de hormonas trastornan el delicado equilibrio hormonal necesario para que la mucosa uterina acoja al embrión eventualmente concebido”.
Por esta razón la Subcomisión de Familia y vida pedía en aquella ocasión “promover una verdadera educación afectivo-sexual que ayude a los adolescentes y jóvenes a vivir la sexualidad de formaresponsable”.
En el texto que lleva por títuloCon la píldora también se mata, elaborado por la Comisión Permanente el año 1998, se denunciaba que la introducción de la píldora abortiva “es un paso más en la degradación de la conciencia de la dignidad inviolable de la vida humana” y alertaba “a padres, profesionales de la sanidad, juristas y a la sociedad en general” de que la PDD era un “nuevo camuflaje del crimen del aborto bajo un método supuestamente más benigno”.
Por otro lado, el documentoEl aborto con píldora también es un crimen de la Comisión Permanente de 1998 explicaba que la Iglesia “no quiere dejar de alzar su voz para desenmascarar el mal y para defender los verdaderos derechos del hombre, en particular el derecho a la vida”. Por ello el texto recuerda “la doctrina de siempre” aplicándola “a ciertos fármacos abortivos que podrían camuflar todavía más la tragedia moral del aborto”.
Noticiasrelacionadas

Ver fichero adjunto

Hazte socio

También te puede gustar