La censura a Dios

Vivimos en Occidente, en sociedades fuertemente secularizadas y marcadas por la desvinculación. Un proceso que comienza a extenderse por parte de América Latina y que es hegemónico en España.

Una sociedad de este tipo quiere decir que un gran número de personas y de instituciones y organizaciones viven bajo los presupuestos de secularización y desvinculación.

Esta sociedad ha construido un marco de referencia cultural que ha expulsado y es impermeable a toda idea de Dios, que implique su naturaleza personal y una rendición de cuentas en la relación con Él.

Este marco de referencia rechaza, es beligerante, toda propuesta que refiera a Dios. Determina la oposición a la educación religiosa en la vida pública, la presencia de argumentos basados en Dios y la negativa a que se haga presente el relato de Dios para los hombres, trasmitido por la cultura Occidental, de raíces judeohelénica – romanas articuladas por el cristianismo.

Se produce la censura de Dios y con ella la censura y la manipulación cultural, que alcanza a todos los clásicos que son desposeídos de su naturaleza religiosa.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>