La cocaína tiene hipnotizados a los españoles

La cocaína parece tener hipnotizados a los españoles. La tasa de consumo de esta droga en España es la más alta del mundo y, al mismo tiempo, es el pr…

La cocaína parece tener hipnotizados a los españoles. La tasa de consumo de esta droga en España es la más alta del mundo y, al mismo tiempo, es el primer país europeo y el cuarto mundial en cuanto al decomiso de grandes alijos. Puede que la batalla contra las drogas no esté perdida del todo pero, en el caso de la cocaína, los datos son especialmente alarmantes, ya que se mantiene como la droga por excelencia a pesar de que cada día se hacen más evidentes sus efectos letales.

 

Según publica LA VOZ DE GALICIA, cinco años de fumigaciones en Colombia, el país que produce el 67 por ciento de la cocaína del mundo, no impidieron a los cárteles colombianos poner en el mercado 560 toneladas de esta sustancia con una pureza del 78 por ciento, según las últimas estimaciones del Comando Sur y la Embajada de Estados Unidos en Colombia. Eso, a pesar de que el Gobierno americano destinó más de 3.500 millones de dólares, desde el año 2000 hasta ahora, al célebre Plan Colombia, cuyo objetivo oficial era reducir los cultivos de hoja de coca en el país en un 50 por ciento.

 

Al mercado europeo, por España

 

Del total de exportaciones colombianas, unas 200 toneladas van destinadas al mercado europeo y una buena parte de ellas entran en el viejo continente por vía marítima, a través de las costas españolas. Aún así, el año pasado los servicios antidroga de nuestro país lograron interceptar 33.135 kilos, una cantidad similar a la confiscada en el año 2002, pero muy por debajo de la cifra récord alcanzada en el año 2003, que fue de casi 50 toneladas -un 7,5 por ciento de la producción mundial total de ese año-, según las estadísticas oficiales que recoge la última memoria de la fiscalía antidroga.

 

Esos datos corroboran también que España es el primer país de Europa y el cuarto del mundo donde más cocaína se incauta, después de Colombia, Estados Unidos y Venezuela.

 

Batiendo récords de consumo

 

Si las cifras de aprehensiones son un claro reflejo del incremento de la eficacia policial en la represión del gran tráfico, las de consumo son escalofriantes: de los 13,3 millones de consumidores potenciales de cocaína en el mundo, según las estimaciones de las Naciones Unidas, el 2,6 por ciento son españoles. En esto estamos por encima de los americanos, con un 2,5 por ciento; de los irlandeses, con un 2,4 por ciento; y de los ingleses, con un 2,1 por ciento.

 

En base a estos datos, la última memoria de la fiscalía antidroga concluye que los países occidentales y aquellos por los que pasan las grandes rutas de tráfico registran unos consumos más elevados. Esa conclusión, sin embargo, no encaja con otros datos de esa misma estadística que constatan que en países como Portugal y Holanda, que reúnen ambas características, no pasan del 0,3 y el 1,1 por ciento; ni con los de otros países que no son occidentales, pero sí de paso casi obligado para la cocaína que se consume en el resto del mundo. Es el caso de Venezuela y México, cuyos índices de consumo no pasan del 1,1 y el 0,4 por ciento, respectivamente.

 

En el contexto español, Galicia sigue teniendo un protagonismo claro en este tipo de actividades delictivas. El año pasado ocupó el tercer lugar en el ranking de aprehensiones de cocaína, después de Canarias y Andalucía y antes que Madrid y Levante. Las confiscaciones del pasado año en Galicia -el más flojo en este aspecto desde el 2000- supusieron menos del 20 por ciento del total nacional, pero en el 2003 pasaron del 35 por ciento de ese total.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>