La Comisión Europea quiere imponer a todos los países que acepten las legislaciones de los más trasgresores

La Comisión Europea ha iniciado una campaña para presionar a favor del “reconocimiento mutuo de pleno derecho” por todos los…

La Comisión Europea ha iniciado una campaña para presionar a favor del “reconocimiento mutuo de pleno derecho” por todos los Estados Miembros de la UE de sus respectivos documentos públicos. Entre ellos se encuentran los documentos sobre matrimonio y adopción.

European Dignity Watch (EDW), ha explicado que el reconocimiento de pleno derecho, pese a parecer muy práctico a primera vista, entraña un serio peligro: “el de que todos los Estados miembros se vean obligados a reconocer las uniones civiles, los matrimonios del mismo sexo y los derechos de adopción derivados de lo anterior”.

European Dignity Watch es una organización fundada en 2010 y con sede en Bruselas que defiende lo que su fundación ha definido como “los tres pilares más vitales de la sociedad”: la vida, la familia y las libertades fundamentales.

El libro verde: un debate sesgado

La Comisión Europea ha decidido decidir cómo aplicar los cambios que se prevén, después de realizar una consulta pública que está llevando a cabo a través de un Libro Verde que propone once preguntas dirigidas.

La organización lamenta que el análisis de la Comisión es “superficial e incompleto” y que “el peligro está en que el debate no abarque todos los términos de la cuestión”.

En el Libro Verde “se argumenta que la actual situación legal crea problemas a muchos ciudadanos europeos que viven en un Estado miembro distinto del suyo, quienes, dado que sus documentos sobre estado civil no son automáticamente reconocidos en su país de residencia, tienen que enfrentarse a pesador y costosos trámites administrativos y a múltiples inseguridades jurídicas. De acuerdo con el Libro Verde, se estima que el problema afecta a 12 millones de ciudadanos europeos, i.e. aproximadamente el 2,5 % de la población europea”, explica EDW.

La Comisión Europea ha explicado que con el Libro Verde, el propósito es “reducir trámites administrativos” y “mejorar la vida de los ciudadanos”. Sin embargo, EDW cree que “existen serias razones para dudar de la definición y análisis de los problemas a los que el Libro Verde presenta, según da a entender, posibles soluciones”.

En efecto, el análisis y comprensión del problema por la Comisión aparece “incompleto, simplista, superficial y –hasta cierto punto– desviado”, a los ojos de la organización.

Al parecer, el error fundamental en el análisis de la Comisión es que presenta los farragosos “trámites administrativos” como problema principal y, por lo tanto, concibe la eliminación de la burocracia como la mejor solución. Sin embargo, el problema radica en divergencias de legislación material entre los diferentes Estados miembros.

“La solución adecuada para tales problemas –sostiene EDW- consistiría en armonizar el derecho material en lo que sea posible, y donde tal armonización no pudiera ser alcanzada, buscar soluciones para las cuales la convergencia del derecho material quedara como presupuesto de todo reconocimiento público de documentos”.

Además, lo que pretende la Comisión Europea no es viable con la legislación actual, ya que para toda medida o armonización legal que afecte al derecho de familia, el artículo 81.3 TFUE requiere la unanimidad de todos los Estados miembros. Ninguna norma de la UE que conlleve un cambio en el derecho de familia en un Estado miembro puede ser adoptada por mayoría, sino que necesita del consentimiento de los 27.

Entre los documentos públicos que pueden verse afectados por el principio de “reconocimiento mutuo” enunciados en el Libro Verde son los certificados o partidas de nacimiento, los de defunción, los de adopción, los de matrimonio o los documentos relativos a uniones civiles u otras uniones de hecho entre personas del mismo sexo.

Situaciones conflictivas

European Dignity Watch reproduce una serie de conflictos de leyes que se podrían dar de aplicarse la obligatoriedad por parte de los países miembro del resto de legislaciones de sus socios.

Por ejemplo, podría ser el caso de una pareja española del mismo sexo se muda a Lituania y solicita que su “matrimonio” sea reconocido por el ordenamiento lituano. Pide también beneficios fiscales asociados al matrimonio. Es probable que Lituania no reconozca su matrimonio, sino que lo considere en contradicción con el orden público lituano.

Lo mismo podría pasar si un ciudadano francés no casado que ha adoptado un niño bajo la ley francesa se instala en Austria, las autoridades austríacas probablemente reconocerán sin problemas la adopción, aunque en Austria las personas solteras no pueden adoptar. Otro caso sería el de dos hombres polacos que van a vivir a España, lugar en que se “casan”. Algunos años después vuelven a Polonia y solicitan que su “matrimonio” sea reconocido por el ordenamiento polaco. Piden también los beneficios fiscales asociados al matrimonio.

Una pareja lesbiana húngara podría viajar a Bélgica para someterse a una inseminación artificial de un donante anónimo. De vuelta en su país, piden el reconocimiento de su certificado de nacimiento de su hijo. Piden también ventajas familiares. Finalmente, otro ejemplo ilustrativo: Malta es el único Estado miembro de la UE donde las parejas casadas no pueden divorciarse. Malta podría reconocer los actos legales exteriores en materia de divorcio, pero probablemente no si afectan a ciudadanos malteses o a matrimonios celebrados en Malta.

El reconocimiento mutuo de actos legales, decisiones judiciales o documentos administrativos puede parecer una solución sencilla para muchos problemas, pero “más que simple, es simplista”, considera EDW ya que “la desventaja consiste en que, desde esta visión, se obliga a algunos Estados miembros a respetar e implementar decisiones que resultan contradictorias con su propio ordenamiento jurídico”.

“Faltando tal análisis, es inevitable tener la impresión de que, mediante el Libro Verde, la Comisión busca la manera de imponer una solución ya decidida a un público confiado y no informado”, concluye EDW.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>