¿Cuál es la composición de la deuda de las principales economías mundiales?

Más de la mitad de la deuda del Japón es pública, en cambio es la deuda de las empresas la que presenta una mayor importancia dentro la deuda de la China

El sector empresarial chino es el que presenta un mayor porcentaje de deuda sobre el PIB del mundo El sector empresarial chino es el que presenta un mayor porcentaje de deuda sobre el PIB del mundo

Para paliar la crisis económica que se inició en 2008, la mayoría de países europeos empezaron a endeudarse para poder hacer frente a las obligaciones que generaba el estado de bienestar debido a la disminución de ingresos y también para poder aplicar políticas de dinamización de la propia economía con el objetivo, entre otros, de contener la tasa de desempleo.

Aunque la etapa más aguda de la crisis según los datos macroeconómicos ya ha quedado atrás, muchos países europeos siguen manteniendo unos altos ratios de endeudamiento, provocados una parte por el déficit existente en muchos países europeos y el otro por la necesidad de ir refinanciando la deuda contraída en los años anteriores. Para el tercer trimestre de 2015 la deuda pública en la Zona Euro llegaba de media al 105% de la deuda sobre el PIB, impulsada por países como Grecia que situaba su deuda pública cerca del 180% o Italia que lo situaba en el 132% del PIB.

La estructura de la deuda de las principales economías mundiales

A pesar de la elevada deuda pública de la Zona Euro, esta no es la economía mundial con una mayor deuda pública. Este lugar está ocupado por Japón, que más que dobla a la Zona Euro con una deuda pública del 219,5% para el tercer trimestre de 2015. De hecho Japón es la potencia económica con una mayor deuda, una deuda que sube hasta al 387% de su PIB según el Banco de Pagos Internacionales (BIS). A esta cifra se llega sumando por un lado la deuda pública, que es el principal componente de la deuda japonesa, y por otro lado la deuda familiar que se sitúa en el 65,8% sobre el PIB y la deuda de las empresas japonesas que se sitúa en el 101,8%.

A Japón le siguen la Zona Euro con una deuda total del 269,9% del PIB, China con el 248,6% y Estados Unidos con el 248%. Ahora bien, la composición de esta deuda es también diferente entre estos territorios.

Los Estados Unidos es la potencia con una deuda más “equilibrada”. La deuda pública es la tipología de deuda más importante con el 98% sobre el PIB, seguida de la deuda de las familias con el 79,1% y la deuda empresarial con el 70,9% del PIB. En cambio para la China la mayoría de la deuda está compuesta por la deuda empresarial que es con diferencia la tipología más elevada con un 166,3% sobre el PIB, en cambio la deuda pública es pequeña si la comparamos con la presente en el resto de regiones, esta supone el 43,5% del PIB chino e igualmente las familias que representan el 38,8% de la deuda sobre el PIB. En el caso europeo la deuda pública y empresarial prácticamente representan la misma proporción, un 105% y un 104% respectivamente, mientras la familiar se sitúa un escalón por debajo con el 60,9% sobre el PIB.

Tokio es la capital del país más endeudado del mundo

Tokio es la capital del país más endeudado del mundo

La deuda pública y la confianza de los inversores

El volumen de deuda de un país es uno de los factores que los inversores toman en consideración a la hora de poner precio a esta deuda, ahora bien, este no es el elemento determinante. Buena muestra de ello es que el Japón con una deuda pública elevadísima no tiene problemas para financiarla mientras que otros países como Grecia, a pesar de presentar unas deudas notablemente inferiores, sí que generan dudas sobre su capacidad de hacer frente a su deuda. Esta situación que puede parecer paradójica es debida esencialmente a que mientras los inversores sí confían en que Japón cumplirá las obligaciones sin problemas, las dudas sobre el cumplimiento del pago de la deuda por parte de países como Grecia son más importantes. No sólo se tienen en cuenta variables económicas, las cuales puede controlar el mismo país, sino que la percepción de los inversores basada en criterios distintos a los estrictamente económicos o la situación global de la economía también tiene un papel muy relevante.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>