La Corte Interamericana de Derechos Humanos podría imponer el aborto en el continente

Diferentes líderes provida denuncian lo que sería un “golpe de estado jurídico” para aprobar aborto en toda América

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) podría abrir las puertas al aborto en todo el continente, reinterpretando la Convención Americana Sobre Derechos Humanos (Pacto de San José), según han advertido recientemente diversos líderes pro-vida. Para Gualberto García Jones, director ejecutivo de International Human Rights Group, el organismo internacional está ejecutando un “golpe de estado jurídico” contra los derechos humanos.

El 19 de mayo, la Corte IDH abrió un proceso abierto de consultas sobre tres artículos del Pacto de San José. Entre estos figura el artículo 4.1, que reconoce el derecho a la vida desde la concepción.

Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”, indica el artículo que podría interpretar la Corte IDH.

Para Gualberto García Jones, experto en derechos humanos, la consulta iniciada por la Corte IDH “no es nada más que un intento de democratizar su golpe de estado”. García Jones advirtió que “la Corte Interamericana pretende nada más y nada menos que un golpe de estado jurídico a los derechos humanos, protegidos por la mayoría de las constituciones nacionales y por la misma convención interamericana sobre los derechos humanos”.

En vez de vida, “aborto”

“En vez del derecho a la vida quiere imponer el derecho al aborto, en vez del derecho a la integridad familiar quiere la destrucción del concepto de familia, en vez de la libertad religiosa quiere imponer su versión religiosa a la fuerza”, denunció.

El mexicano Carlos Alberto Ramírez Ambríz, presidente del movimiento pro-vida Dilo Bien Internacional, advirtió a su turno que la Corte de San José “se convierte, poco a poco, en un instrumento más de la cultura de la muerte”.

Ramírez Ambríz recordó el cuestionado fallo de la Corte IDH contra Costa Rica por prohibir la fecundación in vitro, a fines de 2012, que “atenta contra el derecho humano a la vida, a la libertad y a la seguridad de  la persona”.

“Ahora la ‘tremenda corte’ sale con la puntada de querer interpretar el derecho a la vida, como si tal derecho tuviera la necesidad de ser interpretado, haciendo un llamado para que ‘expertos’ den su opinión y se forme un nuevo criterio”.

El presidente de Dilo Bien Internacional recordó a los miembros de la Corte de San José que “el derecho a la vida es inalienable y no necesita interpretación. Lo que necesita es una protección jurídica universal que impulse el desarrollo poblacional de las naciones. Es un exigencia que la sociedad moderna pide y debe ser atendida”.

Julia Regina de Cardenal, fundadora y presidenta honoraria de la Fundación Sí a la Vida de El Salvador, lamentó que una organización como la Corte de San José, “creada para defender derechos humanos”, tenga entre sus miembros “representantes que están a favor de legalizar el negocio de asesinar cruelmente a seres humanos por nacer y que, además, daña a la madre”. Esta situación, lamentó, “es totalmente incoherente”.

“Matar es matar. No puede haber casos excepcionales para decidir por la vida de un ser humano. La violencia y la muerte nunca pueden ser solución”, señaló.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    “Quiero las cosas que son lo que deben ser” (Papini). Matrimonios (y me refiero a la cohabitación gay) que no son matrimonios .Universidades Pontificias que desobedecen al Pontífice. Corte de Derechos Humanos que viola el derecho humano más importante: el derecho a vivir.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>