La crisis da más poder a la banca

No es cosa nueva que la banca tiene un poder extraordinario en España. De hecho, siempre lo ha tenido. Sin embargo, desde el inicio de la crisi…

Forum Libertas

No es cosa nueva que la banca tiene un poder extraordinario en España. De hecho, siempre lo ha tenido. Sin embargo, desde el inicio de la crisis y especialmente ahora, con la ‘demantelación’ del sistema de cajas de ahorros y la concentración bancaria, ese poder alcanza cotas más que cuestionables. Veamos algunos ejemplos.

Moratoria de desahucios, pero con intereses

Por una parte, ante el Real Decreto del Gobierno que regula la moratoria de dos años sin desahucios, los bancos van a seguir cobrando intereses moratorios. Y lo harán en un porcentaje que supera de media el 20% de la cantidad adeudada. Además, no paraliza las subastas de las viviendas habituales.

“El Real Decreto-Ley no dice nada sobre los intereses de demora y es un fundamento del Derecho que donde hay mora hay intereses, por lo que cualquier juez al que le llegue un caso tendrá que aceptarlos”. Quien así se manifiesta es el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, en declaraciones a El Economista publicadas por este diario el pasado 20 de noviembre.

Según diversos notarios y registradores de la Propiedad, el Real Decreto-Ley no incluye ninguna medida de suspensión de los intereses moratorios, lo que supone que la deuda seguirá creciendo durante el periodo de dos años de prórroga.

A pesar de que el Código de Buenas Prácticas Bancarias, previo al actual Real Decreto-Ley 27/2012, incluye una recomendación voluntaria para que las entidades bancarias moderen los intereses de demora, ninguna de ellas lo ha hecho, según advierten los expertos.

Las ayudas a la banca, el 21% del PIB

Por otra parte, hay que resaltar que, desde que se inició la crisis en octubre de 2008, después del tsunami financiero que hizo temblar la economía y finanzas mundiales tras la caída del banco de inversión Lehman Brothers, el sector bancario se ha beneficiado del dinero público español en cantidades inimaginables.

De hecho, las ayudas directas del Estado a la banca, sin contar las ya amortizadas u otras que se podrían sumar, como los préstamos del Banco Central Europeo, suponen ya en todo ese período alrededor de 216.000 millones de euros, es decir el 21% del PIB español, según informaba el pasado 2 de diciembre el diario La Vanguardia.

En esa misma información se advertía además de que, "salvo sorpresa", una buena parte del dinero inyectado a los bancos no se recuperará. Los analistas mantienen también serias dudas sobre el banco malo.

"Todo estará en función de tres variables: la gestión del banco malo debe ser eficiente; la situación de la economía tiene que mejorar de la mano de la inversión y de las empresas; y, por último, es preciso que superemos todos la crisis del euro", asegura José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi.

Pero, a la vista de cómo están yendo las cosas y de las previsiones de los analistas e instituciones económicas europeas, esta conjunción de condiciones está hoy por hoy lejos de la realidad. Así que, lo más probable, es que "buena parte del dinero invertido en capital se va a perder", concluye Campuzano.

Entre los más poderosos de la Eurozona

Un tercer indicador del poderío de la banca española se refleja en el ránking de las entidades financieras más valiosas en la Eurozona.

Según informaba recientemente la publicación Capital, el Banco de Santander, el BBVA y CaixaBank están entre las diez entidades bancarias más poderosas, al sumar entre los tres el 36,65% del total de la capitalización.

Precisamente, el primer puesto lo ocupa el Santander, con 60,44 mil millones de euros. Le siguen BNP Paribas (49,6), BBVA (34,9), Deutsche Bank (30,2), ING (30,2), UniCredit (21,5), Intesa Spi (21,5), Société Générale (18,8), Crédit Agricole (14,9) y CaixaBank (12,7).

Hazte socio

También te puede gustar