La crisis del matrimonio: más rupturas, menos enlaces matrimoniales, más parejas de hecho y baja natalidad

El efecto de la Ley del divorcio, en España se producen siete rupturas por cada diez matrimonios y se han alcanzado los casi tres millones desde 1981. Los españoles se casan pasados los 35 años, ¿se puede tener así más de un hijo?

En la ruptura matrimonial los más perjudicados suelen ser los hijos En la ruptura matrimonial los más perjudicados suelen ser los hijos

El matrimonio está experimentando una triste realidad: cada vez se casa menos gente; aumentan las parejas de hecho y las rupturas matrimoniales; y desciende la natalidad, que tiende a ser extramatrimonial.

Así lo constata el informe “Nupcialidad y ruptura en España 2015”, del Instituto de Política Familiar (IPF), donde se pueden observar algunas de las consecuencias de la última Ley del divorcio: en España se producen siete rupturas matrimoniales por cada diez matrimonios; y, de hecho, se han alcanzado ya casi los tres millones de rupturas acumuladas desde 1981.

Además, los españoles se casan en una media que supera los 35 años, ante lo que cabe preguntarse cómo se puede tener así más de un hijo, teniendo en cuenta que la tasa de reposición está en los 2,1 hijos por mujer fértil.

Vertiginoso descenso de la nupcialidad

Los datos del IPF destacan la caída vertiginosa de la nupcialidad en España, que se ha acentuado en los últimos 15 años, pasando de 216.451 matrimonios en el año 2000 a los 158.425 en 2014, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del estudio del IPF. Y hay que destacar que de estos 25.840 fueron matrimonios internacionales, es decir con al menos un cónyuge extranjero.

La vertiginosa caída de la nupcialidad en España

La vertiginosa caída de la nupcialidad en España

Sin esa inyección de nupcialidad extranjera, la tasa de nupcialidad, o sea el número de matrimonios por mil personas en un año determinado, habría caído hasta 2,8. Actualmente está en 3,36, cuando en 1990 estaba en 5,68; y la media de la UE es de 4,2.

Hay que destacar también que España está a la cola de Europa en cuanto a nupcialidad, junto con Italia y Luxemburgo (3,2), Portugal (3,1), y Bulgaria y Eslovenia (3).

Matrimonios tardíos

Al mismo tiempo, los españoles cada vez se casan más tarde, estando la media en los 35,3 años. Los hombres han pasado de una edad media para casarse de 28,09 en 1991 a 36,9 en 2014, mientras las mujeres lo han hecho de 25,94 a 34, como se ve en este segundo gráfico

Continuado ascenso de la edad en que se casan los españoles

Continuado ascenso de la edad en que se casan los españoles

Ante esta realidad, si las mujeres se casan a los 34 años, ¿cómo se puede pretender tener un segundo hijo o aumentar la natalidad cuando la tasa de reposición está en 2,1 hijos por mujer?

Parejas sin hijos

Al mismo tiempo, cuatro de cada diez parejas (matrimonios y parejas de hecho) no tienen hijos. Es decir que de los 11,4 millones de parejas, más de 4,4 millones (39,3% del total) lo forman parejas sin descendencia, lo que agrava aún más la tasa de natalidad.

En cualquier caso, el déficit es mayor entre las parejas de hecho. Más de la mitad (el 53%) de ellas no tienen hijos, aunque los matrimonios sin hijos ya representan el 37% del total.

Al mismo tiempo, las parejas de hecho aumentan y ya son 1,6 millones, es decir el 14% del total de parejas, mientras los matrimonios aún suponen el 86% (casi 9,8 millones).

En los últimos 13 años, las parejas de hecho se han triplicado, pasando de 563.785 en 2001 a 1.602.900 en 2014.

La ruptura, factor clave

Una cuestión clave en el informe del IPF es el importante incremento de rupturas matrimoniales en España. Tanto es así que se producen más de 105.800 rupturas familiares al año, con un crecimiento en 2014 del 5,4% respecto a 2013.

De ellas, 100.746 son matrimonios, mientras las separaciones son 5.034, como se ve en este tercer gráfico.

Aumentan espectacularmente las rupturas en España

Aumentan espectacularmente las rupturas en España

El informe también destaca que, desde el 2009, y como consecuencia de la crisis económica, las rupturas familiares dejaron de crecer e incluso descendieron levemente. Así, se pasó de 118.000 rupturas en el 2008 a ser 100.000 rupturas en el 2013.

En total y desde 1981, el número de rupturas matrimoniales ha alcanzado la cifra de tres millones, y la mayoría han sido divorcios (1,7 millones). Este crecimiento espectacular de los divorcios está estrechamente ligado a la ley del “divorcio exprés”.

Con la llegada de esta ley, los divorcios se han duplicado en los últimos diez años (49.772 divorcios anuales en el periodo 2004-2014).

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>