La crisis pasa factura a Merkel: revés electoral en Renania del Norte-Westfalia

Los resultados de los comicios celebrados este domingo, 9 de mayo, en Renania del Norte-Westfalia han supuesto un duro varapalo para la canciller Ange…

Los resultados de los comicios celebrados este domingo, 9 de mayo, en Renania del Norte-Westfalia han supuesto un duro varapalo para la canciller Angela Merkel. La coalición formada por su partido, la Unión Cristiana Demócrata (CDU), y sus socios del Partido Liberal (FDP), han perdido las elecciones y el gobierno del estado más poblado e industrial de Alemania.

Además, los democristianos y liberales pierden el control del Bundesrat, lo que obligará a Merkel a pactar con sus adversarios políticos, los socialdemócratas del SPD, para sacar adelante leyes clave como la reforma de la sanidad pública o la reforma fiscal, que se aprueban en la Cámara Alta del Parlamento federal.

La mayoría de analistas políticos coinciden en afirmar que la canciller alemana ha pagado en las urnas los efectos de la crisis económica y su apoyo al multimillonario rescate financiero de Grecia, al que Berlín ha contribuido con 22.000 millones de euros.

Verdes y abstencionistas, los ganadores

Según los primeros resultados oficiales de este lunes, la CDU logró un 34,6% de los votos, su peor resultado hasta la fecha en ese estado federal, al caer 10 puntos respecto a los comicios celebrados en 2005.

Al mismo tiempo, los socialdemócratas del SPD también descendieron tres puntos, aunque alcanzaron prácticamente el mismo porcentaje de voto (34,5%) que sus adversarios. De esta manera, los resultados provisionales otorgan un empate en escaños, 67 para cada uno de los dos grandes partidos.

Por su parte, los liberales del FDP cosecharon tan sólo un 6,7% de los votos, un resultado que no da de sí para gobernar.

En realidad, los verdaderos ganadores de estas elecciones han sido los pequeños partidos. Sobre todo los Verdes, al doblar sus votos y obtener un 12,1%, mientras que el partido de izquierda Die Linke también aumentó hasta alcanzar un 5,6%.

Los otros grandes ganadores fueron los abstencionistas, ya que la participación no llegó al 60%.

Las opciones que se abren a partir de ahora para gobernar son diversas y dependen de combinaciones muy ajustadas, aunque la mayoría pasan por el Partido Verde.

De hecho, podrían formar gobierno con la CDU, como sucede en Hamburgo, o con el SPD. Otra opción es que los dos grandes partidos negocien por su lado para formar una alianza de gobierno, o bien establecer una ‘gran coalición’.

“Fallamos en nuestro objetivo”

Tras conocer los primeros resultados, el jefe de gobierno regional saliente, Jürgen Rüttgers, de la CDU, justificó la derrota “por los primeros pasos del Gobierno en Berlín y la situación difícil en Grecia”.

Rüttgers calificó la noche electoral de “amarga”, en declaraciones a la televisió pública ZDF.

A su vez, el vicecanciller y ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, líder del FDP, se expresó en estos términos: “no hay que mentirnos, fallamos en nuestro objetivo. Es una advertencia a los partidos del Gobierno”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>