La crisis y los pobres de Zapatero

Había un país que gozaba de cierto bienestar, pero el gobernante se preocupaba, o más bien se entretenía, en solucionar ot…

Había un país que gozaba de cierto bienestar, pero el gobernante se preocupaba, o más bien se entretenía, en solucionar otros asuntos del pasado, algo que al pueblo en general no interesaba para nada. Antes al contrario, viendo como actuaba el gobernante, temía que algo gordo se les venía encima si no cambiaba de proceder ocupándose más del buen gobierno. Muchas personas le avisaban del peligro que acechaba y del deber de poner remedio, pero él no paraba de gastar y gastar… hasta que apareció ese gran riesgo y con él la crisis que tanto negó; incluso acusaba de malos ciudadanos a quienes le aconsejaban.

Empezó el malestar entre los habitantes, llegó el paro, con el paro el hambre, familias enteras viéndose en pobreza sin tener para alimentar a sus hijos, los desahucios, la ruina de las pequeñas y medianas empresas, los autónomos, que se quedaron sin trabajo, tuvieron que cerrar y despedir al personal. Muy pocos se han salvado de esta debacle que asola al país, y todo por no tomar medidas con tiempo, al menos como le aconsejaban.

Esta historia de la crisis, que se pudo predecir e intentar poner remedio, no se quiso o no se supo solucionar. Así, un Estado tan próspero, que estaba en la ‘Champios league’, que era respetado por todas las naciones, ahora se ve abocado en una más que triste situación en la que nadie se fía de él, porque ha engañado mucho y muchas veces. Esto tiene una similitud con la fábula en la que al pastor le gritaban: “que viene el lobo”, pero él no hizo caso, este es al revés, puesto que eran muchos los le avisaban: “que viene el lobo” y él no quiso creerlo. Finalmente vino el lobo (el paro) y con él lo peor de la crisis. Aún así, tampoco acababa de creérselo del todo.

Este mal gobernante se llama José Luis Rodríguez Zapatero, que continúa debatiendo que la responsabilidad no es suya, es de los otros. El desastre nos lleva a más de 5 millones parados y casi 2 millones de pobres. Estos son los auténticos “pobres de Zapatero”. Los pobres de quien todo lo ha hecho por los más necesitados. De seguir con políticas sociales como éstas vamos a necesitar ayuda internacional.

Hazte socio

También te puede gustar