La demanda de Profesionales por la Ética contra Josep Miró y ForumLibertas. El juicio: mis impresiones personales

Se ha realizado este pasado martes 19 de junio en el Juzgado de primera instancia número 13 de Madrid el juicio por la demanda por rectificaci&…

Se ha realizado este pasado martes 19 de junio en el Juzgado de primera instancia número 13 de Madrid el juicio por la demanda por rectificación impuesta por Profesionales para la Ética contra Forum Libertas y también contra mi persona por un artículo publicado el 23 de marzo de 2012 titulado ‘El juez admite una demanda contra supuestos líderes del grupo secreto El Yunque’. Estas son algunas reflexiones a vuela pluma.

Justo al empezar el juicio la juez se dirigió a las dos partes para señalarnos si había alguna vía de acuerdo que hiciera innecesario proceder. Expuse mi punto de vista: en el sentido que igual que antes, ahora no había ningún inconveniente en publicar una carta al director o un artículo con los puntos de vista de Profesionales para la Ética, pero que en ningún caso cabía una rectificación como pedían porque ello implica alterar unos hechos que son fehacientes: la demanda aceptada contra aquellas organizaciones. También me permití subrayar que no entendía por qué en su momento no se habían acogido a esta vía, la de la carta o la de petición de un artículo, en lugar de actuar directamente por el camino ya contencioso de la rectificación.
La otra parte manifestó que tal y como estaban planteadas las cosas no aceptaban esta vía, la de un acuerdo, y que preferirían que se celebrara el juicio. Este empezó. Fue breve, hay poco que decir a lo ya conocido y aportado.
Profesionales para la Ética manifestó sus razones, que en ningún caso situaban el hecho en si mismo. Porque no se trata de juzgar sobre si existe relación entre Yunque y Profesionales para la Ética u otras organizaciones, esto en todo caso forma parte de otro juicio que ya se verá en su momento y que tiene otros protagonistas. En éste lo único que se debía elucidar es si había lugar para una rectificación obligada porque los hechos expuestos por Forum Libertas no respondiesen a la realidad y, en su caso, cómo era la rectificación del hecho en sí que se solicitaba, puesto que en el escrito de Profesionales para la Ética solo se formulaban una serie de opiniones sobre sí mismos. También se debía aclarar si la demanda aceptada a trámite existía, y si los breves contenidos del artículo de Forum Libertas respondían a sus contenidos, o bien se indicaban que era de los escritos que se debía rectificar porque no respondía al contenido de la demanda, o en otro caso no había motivo para tal rectificación.
Las objeciones sobre el daño que había producido a Profesionales para la Ética la publicación del artículo, no dejaban de ser sorprendentes y fueron debidamente comentados por el abogado defensor de Forum Libertas en un sentido muy preciso. Mucho antes que Forum Libertas y con mayor difusión han aparecido informaciones cargadas, éstas sí, de opinión y mucho más críticas para con Profesionales por la Ética y otras organizaciones en relación a Yunque. Es el caso de El País. También sigue colgada en la página web de Antena 3 una larga entrevista con Pablo Lieblich el autor de la denuncia aceptada a trámite, que contiene muchos más elementos críticos, propios de los contenidos de su demanda, que los de Forum Libertas.A pesar de todo ello y que se sepa, Profesionales para la Ética no ha denunciado ante ningún juzgado ni a Antena 3 para que dejen de tener colgada aquella información perjudicial, ni tampoco contra El País, cuando es evidente que estos medios de comunicación tienen mucha más difusión, y su información es mucho mas amplia, critica y anterior que la publicada por Forum Libertas. Ahí sí que hay difusión y daño. ¿Por qué se va al juzgado a por Forum Libertas, y no a por esos grandes medios? Más cuando Forum Libertas ha mantenido siempre una actitud prudencial dado que solo ha informado de este tema cuando se ha convertido en un hecho judicial aceptado por un juez, que en su caso resolverá sobre sus razones.
También es necesario subrayar que si se tomaran en consideración los argumentos de Profesionales para la Ética simplemente se debería censurar toda información sobre la aceptación de la demanda en su contra, por la simple razón de que el contenido de la misma es crítico para dicha organización. Según este punto de vista, la denuncia no debería ser objeto de ningún tipo de información pública lo cual evidentemente es incompatible con la más elemental libertad de información. Es evidente que esto no parece razonable. A una información de dominio publico de fuentes diversas y heterogéneas del campo católico, no se la acalla con presiones y denuncias, sino con datos información y respuestas convincentes a la cuestiones planteadas. Ninguna organización humana por muy imprescindible que se considere puede vivir a base de pedir siempre actos de fe.
En Forum Libertas hemos tratado este tema con prudencia, con reserva. Concreto esta afirmación.
Sabíamos desde febrero de 2010 de la carta de Pablo Lieblich al Colegio de San José de Cluny, de Pozuelo de Alarcón, quejándose de la organización de El Yunque y de la presunta acción de captación de algunos alumnos, entre ellos su hijo.
También sabíamos de su denuncia presentada en la Comisaría de Pozuelo de Alarcón el 28 de enero de 2010, contra una seriede personas y organizaciones, incluida Profesionales por la Ética.
Evidentemente, tuvimos conocimiento del largo artículo del 2 de enero de 2011 ‘Los secretos delTea Party español’ y otro del 20 de noviembre del mismo año ‘Dios, patria y Yunque’ en el que figuraban una serie de personalidades del mundo católico que se manifestaban en el sentido de afirmar la existencia de Yunque y de mantener relación con otras organizaciones.
Tampoco dijimos nada de un artículo de Alejandro Campoy en Religión en Libertad, antiguo y destacado miembro de Hazte Oír.
No informamos del comunicado de la escuela de Pozuelo de Alarcón, con fecha 13 de diciembre de 2011, que, en razón del reportaje publicado en El País, manifestaba que no tenía nada que ver con la organización El Yunque ni con las excursiones organizadas por algunos padres.
Tampoco hemos dado cuenta del exhaustivo informe con declaraciones de numerosas personas entregado a un buen número de obispos.
Personalmente, nunca he escrito sobre mis experiencias directas y personales sobre este tema, algunas personas y sus palabras.
Nunca hemos tratado nada de todo eso y, a pesar de ello, nos han interpuesto una demanda simplemente por decir que un juez había aceptado una denuncia contra ellos. En todo eso los propios afectados, al menos Profesionales porla Ética se olvidan de algo decisivo. La presunción de inocencia: nadie debe sentirse culpable a menos que tenga cola de paja porque lo lleven ante el juez, menos todavía si siempre tiene la puerta abierta a publicar de su propia mano su punto de vista.
Quienes, los que sean, crean mas en el temor que en el dialogo y la información, quienes a pesar de exhibir su condición de cristianos, olviden lo que dice el Evangelio, y quienes defienden como método general, que con independencia de los hechos lo único que cuenta es la impunidad del silencio, se equivocan, y mucho. Hechos pasados lo confirman, y el futuro volverá dolorosamente a hacer que lo recordemos. Se puede vivir, en este mundo pero fuera deél, desde la santidad.Pero cuando se aspira al poder humano, todos debemos ajustarnos a las normas comunes, que hacen posible la amistad civil.
Hazte socio

También te puede gustar