La denuncia ciudadana

Se puede hacer de varios modos. Se llevan a cabo demasiadas veces de modo inadecuado y con poca efectividad. Uno de ellos es el anuncio en prensa, con…

Forum Libertas

Se puede hacer de varios modos. Se llevan a cabo demasiadas veces de modo inadecuado y con poca efectividad. Uno de ellos es el anuncio en prensa, con veracidad a veces y sin ella habitualmente. Me va a permitir todo lector que hoy yo realice una por este conducto. La foto es mía con mi móvil. Es la verdad de lo que observo.

Delante de mi hogar hay una obra de edificación paralizada. Ya lo estaba cuando vine a vivir en él hace casi cuatro años. ¿Qué raro verdad? Quiero decir ¡qué frecuente que en toda nuestra geografía española existan obras de construcción detenidas sin vías de solución! No es mi problema. Es la respuesta que damos todos cuando detectamos cosas así. Pensamos – y pensamos bien- que la autoridad competente ya proveerá. Es su cometido y su obligación.

Delante de mi casa hay una grúa pluma de 30 metros de brazo. Hace un tiempo el Ayuntamiento procedió a la limpieza de los bajos y al vallado del recinto de la obra. Finalmente, a continuación, un sábado por la mañana una empresa de montaje y desmontaje de grúas de construcción procedió a la retirada de la maquinaria de la misma. Procedió también al anclaje de la grúa. Ésta dejó de dar vueltas sobre su eje en días ventosos. Ya no gira. ¿Qué bien pensará más de un vecino? ¿Qué mal pienso y digo yo? El contrapeso son cuatro bloques de hormigón de 840 kg cada uno. Penden sobre los contenedores de basura que se encuentran en una calle de tráfico rodado por la que circulan autobuses urbanos.

Si de mí dependiese esta grúa se hubiese desmontado dejando las distintas piezas metálicas y el contrapeso en el recinto vallado de obra. Dispone de dos niveles, el inferior con puerta metálica de acceso. De ese modo no se interfiere en las más que presuntas acciones judiciales existentes. Ese sí que no es mi problema.

Esas grúas inútiles y abandonadas acaban cayendo por el paso inexorable del tiempo. Lo hacen por doblaje. Son en la práctica elementos absurdos del mobiliario urbano. Eso sí cuando alguna se cae sale en todos los informativos televisivos. En esa el mejor observatorio para filmar es la terraza comunitaria del edificio donde resido.

¿Qué pasaría si la grúa se desplomase? ¿Quién sería el responsable de los socavones en la calle y los desperfectos en tendidos eléctricos, telefónicos, de agua sanitaria y cloacas? ¿Quién sería el responsable de víctimas mortales, invalideces, operaciones quirúrgicas y destrozos de los vehículos aparcados en la calle?

Sin duda yo, por no denunciarlo ahora. Ya empecé hace unos meses mediante conversación informal con la persona que ostenta el cargo municipal de Síndic de Greuges. Continué este mes de julio mediante formulario web al ministerio de Industria. Sigo con este artículo. Y no pararé hasta que la grúa haya sido desmontada. Si algún día cayese lo menos que puedo hacer es denunciarlo ahora para evitar una desgracia ahora o mañana pensando en mis vecinos hace muchos meses.

¿Sirve de algo eso? La denuncia ciudadana es una facultad y una obligación moral para todos cuantos nos sentimos solidarios de los problemas que afectan a nuestro vecindario, nuestro municipio, nuestra comunidad en definitiva. Lo fácil es señalar al político de turno sobre todo si quién manda no es de los nuestros. Lo inteligente es con actitud constructiva implicarse en el problema señalando exactamente en qué consiste y ofreciendo la solución que – en ese caso- propietarios de obra en construcción, autoridades municipales y jueces son incapaces de actuarla y con celeridad.

Una grúa de construcción aunque no esté operativa jamás debe estar anclada. El contrapeso siempre en el mismo lugar facilita el doblaje de la misma, en función de la resistencia del material metálico y el tiempo transcurrido. Una grúa de construcción en una obra interrumpida sin vías de continuidad es un lamentable atentado ecológico. Si otros no tienen agallas para denunciarlo yo sí.

Hazte socio

También te puede gustar