La despoblación: el gran peligro para la economía

En muchos territorios rurales de España la despoblación está asfixiando del todo a la economía local. Los distintos gobiernos autonómicos deberían trazar un plan de contención

Diversas localidades de Galicia, Castilla y León o Cataluña, por ejemplo, llevan sufriendo décadas de una despoblación severa. La pérdida de mano de obra, juntamente con la caída de ingresos públicos (que luego sirven para financiar los servicios públicos) desembocan a una situación insostenible.

En el caso de Cataluña, según el último informe anual del Idescat (Instituto de Estadística de Cataluña) ha quedado reflejado una vez más que en el extremo occidental y el sur de Cataluña sufren más dificultades económicas que el resto de Cataluña. A demás de las condiciones económicas se tiene que tener en cuenta la pérdida paulatina de trabajadores. Totalmente es distinta la situación en la costa, beneficiada por el turismo, y en la ciudad de Barcelona.

Despoblación

Renta media neta anual por persona y hogar. Datos: Idescat. Fuente: elaboración propia.

En las tierras del Ebro, uno de los territorios más despoblados de Cataluña (179.999 habitantes), es donde las familias lo pasaron peor para llegar a fin de mes: el 74,5% de sus habitantes aseguran que sufren por no quedarse sin recursos para cubrir los gastos básicos . Son los habitantes del ebro quienes tienen menos ingresos netos anuales (8.807 euros), un 30% inferior a la media catalana (12.660), y los segundos en recorrer a prestaciones sociales, superados sólo por las comarcas de Ponent, con un 75,1 % de hogares que reciben alguna ayuda.

Despoblación

Población según la dificultad de llegar a final de mes. Datos: Idescat. Fuente: elaboración propia.

Si se realiza una comparación en el gasto, encontramos que en Barcelona los costes implícitos de la vivienda son, en términos mensuales, unos 443 euros. Esta cantidad es casi el doble que en el Ebro (223,9 euros), mientras que en el Penedès son 354 euros. Así pues, su capacidad económica queda recortada pese a que tienen más ingresos. La renta media neta anual por persona en Cataluña se situó en 2016 en los 12.660,3 euros.

Los territorios catalanes que siguen las Tierras del Ebro en cuestión de estrecheces económicas también son zonas más bien demasiado pobladas si se comparan con las comarcas del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), de un perfil más rural y con una población también más envejecida. En las Comarcas Centrales, el 73,6% de hogares reconocen que tienen problemas para llegar a fin de mes, en el Alt Pirineu y Aran el porcentaje se sitúa en el 72,6% y el Camp de Tarragona, en el 71,5%.

Despoblación

Población según la dificultad de llegar a final de mes. Datos: Idescat. Fuente: elaboración propia.

En el otro extremo de Cataluña, en las comarcas del Alt Pirineu y Aran, es donde los ingresos netos anuales se parecen más a los del Ebro, con sólo 9.848,7 euros de renta anual, seguidos muy de cerca por campo de Tarragona (10.523), también en la Cataluña meridional. Además, en estas zonas tienen que hacer frente a un gasto más importante para vivienda, con 347,4 euros en el Alt Pirineu y Aran, y 301,6 en Tarragona.

Menos ingresos también es igual a tener más necesidad de recurrir a prestaciones sociales de todo tipo para poder salir adelante. El 80,6% de los habitantes del Ebro reciben prestaciones “por vejez y supervivencia”, según el Idescat -la media en Cataluña es del 57,7% de los hogares-, y hasta el 73,7% de las familias recurren a algún tipo de prestación, cuando la media catalana es del 60,9%.

Despoblación

Renta media neta anual por persona y hogar. Datos: Idescat. Fuente: elaboración propia.

Son registros muy por encima del Penedès, también en el otro extremo en este indicador, con sólo un 45,8% de de vecinos que reciben prestaciones por jubilación y subsistencia. Paradójicamente, el Penedès, que incluye el estudio del Idescat las comarcas del Alt Penedès, Baix Penedès, Garraf y Anoia, tiene un porcentaje de hogares con prestaciones de desempleo (46,6%) que casi duplica el de las Tierras del Ebro (28,3%), sólo superado por el Camp de Tarragona (47,7%). La media catalana en prestaciones por falta de trabajo es en el 38,2%.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>