La disolución matrimonial en España sigue aumentando, sobre todo los divorcios

Se hace difícil de entender cómo un país que estaba a la cola de los europeos en materia de separaciones y divorcios ha pasado a …

Se hace difícil de entender cómo un país que estaba a la cola de los europeos en materia de separaciones y divorcios ha pasado a liderar estadísticamente ese particular ranking. Eso es justamente lo que ha sucedido con España, donde la disolución matrimonial no hace otra cosa que aumentar año tras año.

De hecho, los divorcios y separaciones crecieron en España un 6,9%, la cifra más alta desde 2007, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hechos públicos el pasado lunes, 16 de marzo.

Cabe significar que este constante incremento de las disoluciones, sobre todo en tiempos de crisis, es un factor determinante en el aumento de la pobreza en los hogares. La ruptura familiar, con hijos de por medio, no hace otra cosa que multiplicar los gastos de los componentes de esa familia, ahora separada y viviendo en hogares diferentes.

Los divorcios, los que más aumentan

Los datos del CGPJ muestran que el número total de demandas de disolución matrimonial iniciadas en 2014 fue de 133.441, mientras que un año antes registraron una cifra de 124.797. Las demandas de divorcio fueron las que registraron un mayor incremento, al pasar de las 117.935 de 2013 a las 126.400 del año pasado, lo que supone un aumento del 7,2 %.

Del total de demandas de divorcio iniciadas, 75.795 fueron de mutuo acuerdo, un 7,8% más que en 2013. Las no consensuadas fueron 50.605, lo que representa un incremento del 6,3 % respecto al año anterior.

Canarias fue la única Comunidad Autónoma que no experimentó un aumento de las demandas de divorcio de mutuo acuerdo.

Los divorcios no consensuados también se incrementaron en todos los territorios, salvo en Canarias, Cantabria y Extremadura.

Las separaciones, un 2,6 % más

Al mismo tiempo, el número de demandas de separación reflejó en 2014 un incremento del 2,6 %, al pasar de 6.862 a 7.041. Las de mutuo acuerdo, 4.802, subieron un 3,7 %; mientras que las contenciosas, 2.239, aumentaron un 0,4 %.

Por territorios, las separaciones de mutuo acuerdo subieron en nueve Comunidades Autónomas y bajaron en Aragón, Canarias, Cataluña, Extremadura, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja. En el caso de las separaciones contenciosas, aumentaron en diez Comunidades y disminuyeron en Aragón, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco.

Las nulidades matrimoniales también crecen

El año pasado se registraron en España 202 nulidades, de modo que este tipo de procedimiento de disolución matrimonial también experimentó un incremento respecto al año anterior, cuando hubo 178.

Si se contrasta el número total de demandas de disolución matrimonial con las cifras oficiales de población a 1 de enero de 2014, la media nacional de demandas por cada mil habitantes es de 2,9.

Las Comunidades Autónomas donde se supera esa media son Canarias (3,3); Comunidad Valenciana (3,2); Cataluña (3,1); y Andalucía, Asturias e Illes Balears (3,0).

En el otro extremo, la cifra más baja se da en Castilla y León (2,2), seguida por Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja (2,3).

La modificación de medidas en procesos de separación o divorcio

Por otra parte, los procedimientos de modificación de medidas en procesos de separación o divorcio, así como los relacionados con la guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, continuaron en 2014 viéndose afectados por los efectos de la crisis económica, presentando todos ellos importantes incrementos en relación con los datos del año anterior.

Así, el año pasado se iniciaron 9.109 procedimientos de modificación de medidas consensuadas, un 14,7 % más que en 2013; y 33.183 procedimientos de modificación de medidas no consensuadas, un 8,8 % más que el año anterior.

En cuanto a los procedimientos relacionados con la guardia, custodia y alimentación de hijos no matrimoniales, en 2014 se iniciaron 16.497 consensuados, lo que representa un incremento del 19,1 %; y 28.103 no consensuados, un 11,6 % más que en 2013.

Un desglose clarificador

Para facilitar una lectura de todo el conjunto de variaciones y evolución de las diferentes variables en los procesos de disoluciones matrimoniales, el CGPJ muestra en su informe una comparativa entre los resultados del cuarto trimestre de 2013 y los de 2014.

Como se puede observar en la siguiente tabla, elaborada a partir de los datos del CGPJ, una primera cuestión que llama la atención es que en esa comparativa solo las separaciones consensuadas han tenido un ligerísimo retroceso, del 0,7%, mientras que todos los demás indicadores han aumentado, algunos de ellos significativamente.

Los divorcios no consensuados aumentaron un 3,7% en el cuarto trimestre de 2014 en relación a los del mismo trimestre del año anterior. Los no consensuados lo hicieron un 3,8%.

En cuanto a las separaciones, las no consensuadas crecieron un 1,1%, mientras que las consensuadas descendieron ese insignificante 0,7%. Y las nulidades crecieron el 21,2%.

En cuanto a la modificación de medidas, las consensuadas subieron un 11,6% y las no consensuadas un 6,7%.

Para concluir, la guardia y custodia consensuada creció un 16,1% y la no consensuada un 7,5%.

Hazte socio

También te puede gustar