La escuela diferenciada tiene sentido y no discrimina, ahora lo corrobora el Supremo

“No se puede asociar la enseñanza separada con la discriminación por razón de sexo” y tiene derecho a la ayuda pública, reconoce el alto tribunal. Sus detractores obvian que es una de las mejores alternativas al fracaso escolar y que está presente en los países más avanzados

Alumnas y alumnos de escuelas diferenciadas en la celebración de un acto conjunto Alumnas y alumnos de escuelas diferenciadas en la celebración de un acto conjunto

El debate sobre los beneficios de la escuela diferenciada, a la que es contrario el homosexualismo político y ciertas entidades y administraciones con gobiernos progresistas, ha vuelto a la actualidad con la decisión del Tribunal Supremo de avalar su utilidad pública al considerar, entre otras cuestiones, que no discrimina en absoluto.

Así lo constatan dos recientes sentencias de la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, que reconocen a los nueve centros que hay en Andalucía de educación separada, es decir que solo admiten a alumnos de un mismo sexo, el derecho a ser sufragados con dinero público.

De esta manera, este alto tribunal desestima el recurso de casación presentado por la Junta de Andalucía ante el Constitucional contra un fallo anterior del TSJA, y dicta su sentencia incluso antes de que el tribunal de garantías resuelva sobre el asunto.

“No hay discriminación por razón de sexo”

Con sus dos sentencias, notificadas en menos de 24 horas, el Supremo se pronuncia por primera vez sobre la enseñanza separada por sexos desde la entrada en vigor de la LOMCE, que estableció que este modelo no podrá implicar “en ningún caso” una “desventaja a la hora de suscribir conciertos”.

El tribunal entiende que la LOMCE es “plenamente conforme” con el principio de igualdad consagrado en la Constitución y con las normas internacionales. “No se puede asociar la enseñanza separada con la discriminación por razón de sexo”, afirma.

La Junta había pedido al Supremo que suspendiera el procedimiento hasta que el Constitucional dictaminara, pero el alto tribunal ha rechazado esta petición porque, en opinión de la mayoría de los magistrados, “no hay dudas” de la constitucionalidad de la ley.

Por su parte, las resoluciones de la Junta denegaban el convenio a dos colegio de Sevilla, Altair, que solo admite a chicos, y Ribamar, un centro femenino. Pero las del Supremo (la primera notificada el 24 de mayo y la segunda al día siguiente) son extensivas a los otros siete colegios andaluces que separan por sexos y también acudieron a los tribunales.

Mientras tanto, la decisión del Supremo contrasta con la adoptada en abril de 2016 por el Gobierno de la Generalitat de Cataluña, al aprobar en aquellas fechas eliminar los conciertos a la escuela diferenciada.

Su decisión contemplaba dejar de subvencionar esos colegios al comienzo del curso 2017-2018 y la propuesta salió adelante con 57 votos a favor de Ciudadanos, PSC, SíQueEsPot y la CUP; y el ‘no’ del PP y de 45 escaños de JxSí, así como la abstención de los otros 26 diputados de este grupo.

En la escuela diferenciada no se discrimina a nadie por razón de sexo

En la escuela diferenciada no se discrimina a nadie por razón de sexo

Los argumentos en contra

Tras conocer la sentencia del Supremo, los detractores de la enseñanza diferenciada han mostrado su indignación. La consejera andaluza de Educación, Adelaida de la Calle, señaló que su departamento acatará la decisión del Supremo, pero mostró su desacuerdo con que “se sostenga con fondos públicos una educación que discrimine a niños y niñas en pleno siglo XXI”.

“La Junta defiende un modelo educativo mixto que evidentemente responde a nuestro concepto de sociedad igualitaria y diversa”, añadió De la Calle, que al mismo tiempo garantizó que la admisión y la matrícula en estos centros se harán conforme a las sentencias.

Por su parte, la presidenta de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa), Estela Gil, señala que subvencionar a estos centros es “anticonstitucional.  […] En el momento en el que discrimina por razón de sexo, a nosotros nos lo parece”. Y el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa), José Luis Pazos, calificó la sentencia de “completamente ideológica”.

Una alternativa al fracaso escolar

Sin embargo, la patronal que agrupa a más de 400 empresas de enseñanza privada, CECE, mostró su “enorme satisfacción” por la resolución y su confianza “en la pronta restitución en sus derechos a centros escolares, familias y profesorado”.

Además, hay que considerar la paradoja del sistema educativo español, con profesores muy bien pagados pero líder en fracaso escolar, sobre todo en el caso de los chicos. En ese escenario, una de las mejores alternativas es la educación diferenciada.

De hecho, son los chicos los que sufren los mayores problemas de fracaso en ese sistema educativo sin que las administraciones muevan ficha, como advertíamos en un editorial sobre la escuela diferenciada y el fracaso escolar ya en 2009. Y las cosas no han variado demasiado sino para ir a peor.

En ese sentido, los estudiantes de las escuelas diferenciadas obtienen en ambos casos, chicos y chicas, mejores resultados que los que asisten a la escuela pública. Además, está comprobado que quienes asisten a estos centros no tienen ningún comportamiento anómalo en relación al trato entre ambos sexos.

Son los chicos los que sufren los mayores problemas de fracaso escolar, una realidad que es menos evidente en la enseñanza separada

Son los chicos los que sufren los mayores problemas de fracaso escolar, una realidad que es menos evidente en la enseñanza separada

Presente en los países más avanzados

Por otra parte, mientras en España es objeto de debate y críticas por parte de quienes la califican de “escuela segregada”, la escuela diferenciada está presente en los países occidentales más avanzados, como Estados Unidos o Reino Unido, donde diferentes estudios muestran las virtudes de este sistema educativo.

De hecho, Estados Unidos cuenta con alrededor de 540 escuelas públicas concertadas; mientras en Inglaterra hay más de 400 con este tipo de educación. Además, según un informe de la England’s National Foundation for Educational Research, de las 100 mejores escuelas británicas, 81 eran de educación diferenciada.

Lo que se ahorran las administraciones

Una última cuestión a considerar es que los colegios concertados, entre los que se cuentas las escuelas diferenciadas, ahorran a las administraciones públicas alrededor de 2.850 millones de euros, según datos de la Conferencia Episcopal Española correspondientes a 2013.

Este ahorro se debe a la diferencia de coste entre una plaza en centro concertado y una en centro público, tomando como base los datos del Ministerio de Educación.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>