La espiritualidad carismática cambia el voto negro en EEUU

 Keith Butler, pastor de una congregación pentecostal de 21.000 fieles, la mayoría afroamericanos, en un suburbio de Deroit (Michigan), está en plena …

Forum Libertas

 
Keith Butler, pastor de una congregación pentecostal de 21.000 fieles, la mayoría afroamericanos, en un suburbio de Deroit (Michigan), está en plena campaña electoral para ser senador republicano. Es el primer pastor pentecostal que aspira a un cargo de Senador. La revista CHARISMA MAGAZINE, con 650.000 lectores pentecostales y carismáticos de diversas denominaciones, lo saca en portada en su número de febrero. “Si Butler pierde será más difícil la próxima vez para uno de los nuestros competir por el cargo y dará la sensación de que un afro-americano conservador no puede ser elegido“, escribe en el editorial Stephen Strang, editor de la revista.
 
Strang, un pentecostal blanco, llama a todos sus lectores (incluyendo los 11.000 de Michigan) a apoyar al pastor afro-americano para que sustituya a la demócrata pro-aborto Debbie Stabenow y, predicando con el ejemplo, anuncia su donativo a la campaña de 2.100 dólares (y otros tantos la señora Strang), el máximo permitido por la ley. No sólo eso: aprovechando sus contactos, ha pedido dinero a diversos líderes cristianos y para febrero había recaudado 80.000 dólares más para el pastor-político. 
 
Butler, que empezó su vida política como demócrata, pasó al bando republicano a medida que cobraba conciencia de temas como el derecho a la vida y la defensa de la familia. “No podía apoyar lo que empezaron a hacer los demócratas; realmente me sentí como un huérfano; me costó un tiempo”, explica. Llegó a ser concejal de Detroit durante cuatro años, lo dejó luego para atender a sus hijos y ahora ofrece a los votantes ayudas a la educación (incluido el cheque escolar), combate contra el aborto (como un tema prioritario)… y visiones tradicionales republicanas en asuntos como la guerra o el derecho a llevar armas.
 
La clave: que el voto negro deje la tradición demócrata
 
Tradicionalmente, el voto negro en EEUU era votante del Partido Demócrata. Pero el “matrimonio gay” y los temas pro-vida y pro-familia están cambiando eso. Si generaciones anteriores predicaban un evangelio social y de liberación racial en la línea de Martin Luther King, sobre todo en iglesias baptistas, ahora la población negra asume masivamente la espiritualidad carismática y eso lleva a priorizar la vida, la familia “y los derechos de Dios”, aunque sin dejar las inquietudes sociales.   
 
Pueden dejar el protestantismo baptista, que ha tendido a asumir una teología liberal, y hacerse pentecostales, quizá ingresando en las cada vez más fuertes mega-churches (iglesias con capacidad para miles de personas y servicios religiosos masivos con buena música y efectos de luz). O pueden mantenerse en su iglesia protestante o católica tradicional, pero asumir rasgos carismáticos: bautismo en el Espíritu, oración en lenguas, manos alzadas, alabanza fuerte, imposición de manos, oraciones de sanación, profecía y milagros. Pentecostales o carismáticos, la Biblia es parte integrante de esta renovación espiritual, se lee con firmeza y convicción, y el matrimonio gay no figura en ella. Además, las comunidades cristianas negras llevan años trabajando contra el divorcio y la crisis familiar, y también contra el aborto, lacras especialmente fuertes entre los negros y generadores de pobreza. 
 
Cuando hay empate, un 5% es decisivo
 
En las elecciones del 2004, el voto negro por Bush en el estado clave y decisivo de Ohio aumentó en un 5%. En todo EEUU, aumentó un 2%, con un 11% de afroamericanos apoyando a Bush. Parece poco, pero cuando hay empate es decisivo. Y tiende a crecer.
 
“Si hubiera simplemente unas pocas iglesias negras grandes y poderosas en las que el ministro de esa iglesia deja claro cuál es la forma cristiana apropiada de votar, verías el salto”, comenta la analista Melissa Harris Lacewell, de un centro de estudios políticos de la Universidad de Chicago.
 
Tony Carnes, sociólogo de la Universidad de Columbia, señala que los líderes pentecostales negros son de la generación posterior a los derechos civiles, y sus intereses son reconstruir la familia, revitalizar la comunidad y construir riqueza animando a los emprendedores. Ven el matrimonio gay como un ataque a su proyecto: “el matrimonio gay ha galvanizado a los pentecostales afro-americanos como ningún otro tema”. 
 
Así han formado alianzas como el Contrato Negro con América en Valores Morales. Sus puntos no son sólo de moral sexual: piden la restauración de la familia; reformar las prisiones; crear riqueza. Contactan con Condoleeza Rice, la secretaria de Estado, para que pastores negros intervengan en las relaciones con estados africanos. Eugene Rivers, uno de los pastores activistas más conocido, apareció premiado en NEWSWEEK por movilizar a los pastores negros de Boston contra las bandas juveniles.
 
Algunos analistas se preguntan si seguirán la estela marcada por los evangélicos blancos cuando crearon la gran coalición conservadora que fue Moral Majority. Se considera que sin una vertebración similar, su fuerza electoral quedará desvanecida. Eugene Rivers piensa en cambio que el poder de los pentecostales negros es su independencia política: así presionan a los Republicanos en temas sociales y a los Demócratas en temas morales y familiares.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar