La eugenesia, postura común de los candidatos a Ministro de Ciencia en Gran Bretaña

De cara a las elecciones, el diario inglés THE GUARDIAN ha entrevistado sobre los retos de la política científica al ministro de ciencia del Reino Uni…

De cara a las elecciones, el diario inglés THE GUARDIAN ha entrevistado sobre los retos de la política científica al ministro de ciencia del Reino Unido, David Sainsbury, y a sus dos posibles rivales para el puesto en los otros partidos: Robert Key, del Partido Conservador y Evan Harris, del partido Liberal Demócrata. Ninguno de ellos hace una apuesta seria por la vida y todos ellos se muestran comprensivos con la cultura de la eugenesia.

 

"Bebés a la carta"

 

Se pregunta a los candidatos: ¿qué características deberían permitirse escoger a los padres en los bebés por fecundación in vitro?

 

El "conservador" Robert Key responde con entusiasmo eugenésico:

 

"Respecto al diagnóstico preimplantacional [generar seres humanos en estado embrionario para implantar en una madre sólo a los "mejores", congelando, destruyendo y/o experimentando con el resto], para descubrir desórdenes genéticos, es un enorme beneficio para las generaciones futuras, no tengo duda de que debemos hacerlo. En lo que se refiere a la selección de sexo para equilibrar la familia [family balancing], no veo nada malo en que una familia que tiene tres niños y quiere una niña, pues que elija una niña. Como nos dicen a menudo, siempre habrá otra familia con tres niñas que querrá un niño. El impacto de estos bebés se equilibrará".

 

El liberaldemócrata Evan Harris responde así:

 

"La gente ya está seleccionando las características de sus hijos mediante el color de la piel y el el perfil síquico de su pareja, así que no nos pongamos muy exquisitos al respecto. Dicho esto, no creo que haya ninguna razón para que la sanidad pública (el NHS británico) financie la selección de los atributos, excepto aquellos necesarios para evitar enfermedades serias y predecibles." 

 

"Cuando la selección de esperma sea fácilmente accesible en los hogares y llegue la auto-inseminación artificial, no creo que le sea posible al Estado impedir la selección de sexo sin colocar policías en escaleras mirando por las ventanas. Cuando tienes un caso como el de los Masteron, que perdieron a su úncia niña en un trágico incendio, parece un poco tacaño decir que en ningún caso puedes hacerlo". 

El más moderado -y no mucho- es el actual Ministro de la Ciencia, el laborista David Sainsbury, quizá por la experiencia de gobierno, quizá porque hay muchas posibilidades de que siga en su puesto tras las elecciones:

"Si vas a intentar corregir un defecto después de nacer un bebé, no veo por qué no deberíamos intentar corregirlo antes [no se refiere a la cirugía fetal, sino a la selección genética de bebés sanos, eliminando o congelando los "defectuosos"]. Cuando salimos de esto, pasamos por lo general a una pendiente muy resbaladiza. Yo no quiero entrar en el tema de la selección de sexo. Necesitamos más debate para intentar alcanzar un consenso sobre lo que es una posición sensible. Tiendo a ser muy cauteloso, porque hay que ver si daría grandes beneficios en algún sentido y no estoy seguro de que los haya".

Lord Sainsbury se muestra favorable a mantener la actual Autoridad de Embriología y Fertilización Humana, el organismo que ha potenciado y que controla el tema de las células madre (muchas de las cuales se obtienen destruyendo embriones humanos, algunos de ellos generados por clonación, legal en Inglaterra).

.

No niega la posibilidad de crear otro órgano que haga "el monitoreo real" de las clínicas de fecundación in vitro, que son las que proporcionan la "materia prima" para la industria de células madre. También el democrataliberal Harris pide un cuerpo de inspección y más presencia de comités éticos clínicos.

.

El conservador Key señala que "aquellos que se oponen a toda fecundación in vitro o manipulación cin células madres dicen que sus posturas nunca se escuchan, que no se les representa y eso no es muy inteligente; por eso recomendamos que el parlamento tenga un comité permanente de bioética que repase esto, donde todas las posturas del pueblo puedan exponerse. También deberíamos tener una nueva Comisión de Genética, Fertilidad y Tejidos Humanos para ampliar la actual Comisión de Genética Humana".

  

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>