La Europa social

La Comisión de Bruselas elaboró en abril de 2017 una recomendación breve, aunque exhaustiva, aprobada unánimemente por los ministros de trabajo y asuntos sociales en el Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores, del 23 de octubre en Luxemburgo. El más reciente refrendo global abre el camino para la aprobación definitiva, también del pleno del parlamento europeo.

No se pretende unificar el derecho de trabajo comunitario. Se mantiene el principio de subsidiariedad. Pero se desea una mayor armonización a través del diálogo de los interlocutores sociales, para avanzar en los grandes objetivos, que recordaban las recomendaciones de 2017, citando los correspondiente artículos del tratado de funcionamiento: libre circulación de los trabajadores, derecho de establecimiento, acuerdos celebrados y aplicados a escala de la Unión, igualdad de retribución entre hombres y mujeres para un mismo trabajo, la contribución al desarrollo de una educación de calidad y a la formación profesional, cooperación en el ámbito de la salud, elaboración y examen de la aplicación de las orientaciones para el empleo y, de manera más general, la aproximación de las legislaciones. Con estos fines, la Comisión propondrá en 2018 una Autoridad Laboral Europea, que refuerce la cooperación entre los Estados y mejore las situaciones transfronterizas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>