La explotación infantil: una lacra que afecta a la mayoría de continentes

La explotación infantil, ya sea laboral o sexual es una lacra extendida por todo el mundo. Lamentablemente se viven a diario escenas de abuso a…

La explotación infantil, ya sea laboral o sexual es una lacra extendida por todo el mundo. Lamentablemente se viven a diario escenas de abuso a los más débiles y desamparados de nuestras sociedades. Ponemos algunos ejemplos recientes que sobrevuelan países distantes de diferentes continentes, pero con un denominador común: el abuso infantil.

Aproximadamente 4.800.000 niños en Argentina pertenecen a familias que no tienen ingresos suficientes para comprar los bienes básicos que se necesitan cada día y para hacer frente a los servicios más básicos. De éstos, alrededor de 800.000 son indigentes ya que sus familias no consiguen ni siquiera el poder comprar diariamente los alimentos. Estos datos emergen de una relación que acaba de publicar el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica de Argentina y que revela que el 39% de los niños menores de 18 años son pobres.

"Luego de la crisis de 2009, las tasas de indigencia y de pobreza en hogares con niños de 0-17 años cayeron en 2010 a 8,2% y 33,4%, respectivamente. Al año siguiente, en 2011, estas tasas continuaron bajando hasta llegar a 6,4% (indigencia) y 27,4% (pobreza)", sostiene el trabajo.

Los niños “invisibles” de África

La mitad de los niños africanos son “invisibles”, ya que no aparece en ningún registro de población. Es lo que emerge de un comunicado difundido con motivo de la XXI Reunión de la Unión Africana (UA) en Addis Abeba que acaba de empezar.

Según UNICEF, sólo el 44% de los niños menores de 5 años de edad en África resultan en el registro de nacimientos. Sin una identidad legal, los pequeños se ven privados de los servicios sociales, la educación, la protección contra el trabajo infantil, el reclutamiento militar, la trata de seres humanos y otras formas de explotación. En este contexto, la cumbre de la UA, que celebra el 50 aniversario de la Organización de la Unión Africana (OUA), antecesora de la Unión Africana, es una gran oportunidad para un compromiso a largo plazo para los niños del continente.

Para UNICEF, este compromiso debe incluir especialmente la oportunidad de dar a cada niño un nombre y un estado legal. En África subsahariana trabaja 1 de cada 3 niños, es decir 69 millones de niños. En total, en el mundo trabajan 158 millones de niños entre 5 y 14 años. La organización no gubernamental de las Naciones Unidas también declara que la población infantil del continente antes de 2015 llegará a ser de 130 millones.

México, 18 mil niños en riesgo

Del mismo modo que en África, el fenómeno de los niños de la calle en México es particularmente grave y complicado de resolver. De hecho, a pesar de que las instituciones locales tratan de proponer todo tipo de ayudas a los pequeños y a sus familias, a menudo son los mismos padres los que hacen que los niños sigan mendigando en las calles de nuestras ciudades.

Según las estimaciones del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM), en el país hay unas 18.000 de estas pequeñas víctimas, cifra que podría aumentar debido a varios motivos de tipo social y familiar. En una declaración de la responsable del DIFEM recibida en la Agencia Fides, se lee que el fenómeno se incrementa aun cuando existen programas gubernamentales que ofrecen alternativas para que sigan sus estudios, en tanto a los papás se les capacita en varios oficios y manualidades con el fin que ese aprendizaje les sirva para allegarse de ingresos económicos. A pesar de esos esfuerzos, los niños sigan siendo explotados, pues aun cuando tienen una beca escolar, los padres los mandan a trabajar en las avenidas principales, corriendo el peligro de sufrir violencia física, psicológica y sexual. Según los expertos del sector el reto por afrontar consiste en fomentar la integración familiar y generar fuentes de empleo para así evitar que los menores regresen a la vía pública a laborar, ya sea para vender cualquier tipo de productos o pedir un donativo.

India: ser niño, un riesgo

Cada día, muchos niños son sido secuestrados en India en contra de su voluntad, o vendidos por sus familias para ser explotados en el trabajo doméstico y la prostitución. Muchos de ellos también se ven obligados a mendigar en las calles para sobrevivir. Algunos se ven obligados a vender sus órganos en el mercado negro. Desafortunadamente, estas pequeñas víctimas son consideradas como simples objetos.

En un comunicado de Catholic Mission Australia se lee que la organización promueve oficialmente la campaña 2013 de la Propagación de la Fe con el lema ‘No tengáis miedo… Yo os salvaré’. En los próximos meses Catholic Mission abordará la respuesta misionera en la realidad desesperada de la trata de niños y el trabajo infantil en la India y en todo el mundo, en todas las parroquias de Australia, así como on line y a través de una campaña vía correo electrónico. Todos los donativos recaudados serán destinados a financiar las actividades de la Misión Católica con las comunidades en más de 160 países de todo el mundo, proporcionando apoyo a las parroquias en su trabajo pastoral.

La campaña se centra en la gran obra de la hermana Clara Devaraj y sus hermanas salesianas que trabajan incansablemente en Chennai, anteriormente conocida como Madras, donde las niñas salvadas de las trágicas circunstancias que implican la pobreza extrema, son cuidadas y se les proporciona un ambiente seguro en su Casa de los Niños Marialaya. Con el apoyo de Catholic Mission, las hermanas ofrecen a las víctimas, a menudo niñas traumatizadas, la hospitalidad, el asesoramiento, la asistencia médica, la educación y la formación espiritual que necesitan. Para las hermanas, la fe y la acción van de la mano, por ello el objetivo es proteger a estos niños y animarlos a verse a sí mismos como hijos amados de Dios.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>