La familia, comunidad educadora

La familia es la comunión de un hombre y una mujer, en la que el ser humano es recibido y querido como tal y encuentra su primer camino de crec…

Forum Libertas

La familia es la comunión de un hombre y una mujer, en la que el ser humano es recibido y querido como tal y encuentra su primer camino de crecimiento. En cuánto está abierta y dirigida a la formación y maduración de las personas, el fin de la educación familiar es la integración de cada persona en la sociedad.

Es en la familia, solo y exclusivamente dónde a la persona se la valora por su propia dignidad. Precisamente porque la educación de los hijos es proyección del mismo amor conyugal y familiar, los padres, primeros responsables de la misión educativa, testimonian esta responsabilidad ante todo por la creación de un hogar, donde la ternura, el perdón, el respeto, la fidelidad y el servicio desinteresado son norma.
Investigaciones sociológicas muestran que el matrimonio da los mejores resultados en los distintos indicadores de desarrollo humano, tanto para los adultos como para los niños: bienestar material, productividad laboral, salud física y psíquica, rendimiento escolar, tasa de alcoholismo y drogadicción…
No puede pasarse por alto, en efecto, la influencia educativa, casi siempre determinante, de un ambiente familiar de desprendimiento en el uso de los medios de comunicación y entretenimiento, de sobreviedad en los gastos, de empeño consciente y concreto por mantener en el hogar un estilo cristiano de vida, que debe preparar a los hijos para adquirir una personalidad definida, que les lleve a ejercer responsablemente el día de mañana su libertad, sin dejarse arrastrar por el ambiente adverso.
Hazte socio

También te puede gustar