La fe cristiana en Estados Unidos: las mujeres son más religiosas que los hombres

Para las estadounidenses cristianas, la religión es más importante que para los hombres; creen en Dios y que la Biblia es su palabra con más certeza que ellos; y rezan por lo menos una vez al día en un porcentaje mucho más alto

La fe cristiana de las mujeres es más firme que la de los hombres en Estados Unidos La fe cristiana de las mujeres es más firme que la de los hombres en Estados Unidos

En cuanto a la fe cristiana en muchas partes del planeta, las mujeres tienen un sentido religioso más marcado que los hombres, según un estudio elaborado en 2016 por el Pew Research Center sobre la “la brecha de género en la religión en el mundo”.

Ahora, otro estudio publicado por este mismo centro de investigación el pasado 6 de abril, constata que las mujeres cristianas son más religiosas que los hombres en Estados Unidos.

Las conclusiones de ‘Christian women in the U.S. are more religious than their male counterparts’ (‘Las mujeres cristianas en los Estados Unidos son más religiosas que sus homólogos masculinos’) muestran que, en territorio estadounidense, “esta brecha de género entre religiones es en realidad mayor que la de otras naciones desarrolladas, como Canadá, Reino Unido, Alemania y Francia”, destaca el estudio.

Los indicadores de una mayor religiosidad femenina

Así, “más de siete de cada diez mujeres cristianas en Estados Unidos (72%) dicen que la religión es ‘muy importante’ en sus vidas, en comparación con el 62% de los hombres cristianos del país”, tal como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del estudio.

Las cristianas estadounidenses creen más en Dios y en la Biblia, y rezan más que ellos

Las cristianas estadounidenses creen más en Dios y en la Biblia, y rezan más que ellos

Además, mientras el 72% de los hombres cristianos dicen creer en Dios con absoluta certeza, ese porcentaje crece hasta el 80% en el caso de las mujeres devotas de la fe cristiana, como se ve en el gráfico.

Cuando se les pregunta acerca de si la Biblia es la palabra de Dios, contestan afirmativamente el 78% de ellas, mientras los hombres lo hacen en un 72%.

“Los hombres y mujeres cristianos en Estados Unidos también difieren en sus hábitos devocionales privados”, dice el estudio.

“Por ejemplo, aproximadamente tres cuartas partes (74%) de las mujeres cristianas dicen que rezan al menos una vez al día, en comparación con seis de cada diez hombres (60%)”, añade el informe.

Este estudio es un resumen de otro mucho más amplio del mismo centro de investigación: ‘Estudio del paisaje religioso’ de 2014 en Estados Unidos.

La brecha de género en la oración es más amplia entre los católicos y entre los protestantes que entre los mormones

La brecha de género en la oración es más amplia entre los católicos y entre los protestantes que entre los mormones

La brecha en católicos, protestantes y mormones

Yendo a los detalles, “la brecha de género en la oración es especialmente amplia para los católicos y los protestantes tradicionales: el 67% de las mujeres católicas dicen que oran todos los días, mientras que solo el 49% de los hombres dicen lo mismo. Y el 62% de las mujeres protestantes dicen que rezan a diario, en comparación con el 44% de los hombres”, dice el estudio.

“Entre las tradiciones cristianas de Estados Unidos analizadas en este estudio, los mormones son el único grupo en el que no existe una brecha de género en la oración, con porcentajes similares de mujeres y hombres que rezan diariamente (86% y 84%, respectivamente)”, agrega el informe del Pew Research Center.

En cuanto a la asistencia a las iglesias, “las mujeres cristianas dicen que asisten a servicios religiosos a un ritmo mayor que los hombres cristianos, pero entre los mormones prácticamente no hay diferencia de género”.

Ellos, más religiosamente no afiliados

Por otra parte, además de que dentro de la fe cristiana los hombres son menos religiosos que las mujeres en Estados Unidos, “la encuesta también muestra que los hombres en general son más propensos a ser religiosamente no afiliados (es decir, identificarse como ateos, agnósticos o ‘nada en particular’)”.

De hecho, “más de una cuarta parte de los hombres son no religiosos, en comparación con solo el 19% de las mujeres que no están afiliadas a alguna religión”, aclara el estudio en este sentido.

Pero, “incluso entre aquellos que no están afiliados a una religión en particular, las mujeres tienden a ser más religiosas que los hombres”. Y el estudio señala como ejemplo que “alrededor de un tercio de las mujeres no afiliadas dicen que están absolutamente seguras de que Dios existe, en comparación con el 23% de los hombres que dicen esto”.

Al mismo tiempo, alrededor de “una cuarta parte de las mujeres no afiliadas dicen que rezan al menos diariamente, en comparación con el 15% de los hombres”.

Una cuarta parte de las mujeres no afiliadas dicen que rezan al menos una vez al día, en comparación con el 15% de los hombres

Una cuarta parte de las mujeres no afiliadas dicen que rezan al menos una vez al día, en comparación con el 15% de los hombres

Las mujeres, biológicamente más propensas a la fe

Los expertos en estos estudios sobre la brecha de género religiosa hablan a través del Pew Research Center de diferentes teorías para explicar el fenómeno.

Una de las razones a las que apuntan los expertos en sus estudios sobre la brecha de género religiosa es que “las mujeres son biológicamente más propensas a la fe. Otros han atribuido la brecha religiosa al ‘desfase temporal’ en la forma en que la secularización moderna ha afectado a hombres y mujeres, argumentando que los hombres históricamente han pasado más tiempo fuera de la casa y por lo tanto fueron expuestos antes a las fuerzas sociales socavando la religión”, señala el informe.

Otro de los argumentos postula que “las mujeres pueden ser más religiosas porque enfrentan más ‘inseguridad existencial’ -una falta de estabilidad económica y seguridad física- lo que les lleva a buscar una sensación de seguridad y bienestar en la religión”.

“Esto puede ser especialmente relevante en Estados Unidos, que tiene una red de seguridad social menor que otros países desarrollados, como Canadá o Alemania”, concluye el estudio.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>