La fe en la Edad de la Razón‘, de Jonathan Hill

La editorial san Pablo ha publicado una nueva colección titulada “Conocer la historia”. Los volúmenes no siguen un orden determinado ni parece que se …

La editorial san Pablo ha publicado una nueva colección titulada “Conocer la historia”. Los volúmenes no siguen un orden determinado ni parece que se pretenda una visión completa de toda la historia. Se centra, eso sí, en momentos determinantes del cristianismo y su influjo en la cultura.

Así, algunos volúmenes están dedicados a personajes centrales, como Jesús, san Pablo, Agustín, Lucero o san Francisco. Otros, en cambio, como el presente, abordan un tema muy específico no reducible a un solo personaje pero de innegable importancia.

La Ilustración ha ejercido una enorme influencia en Europa y, a través de ella, en todo el mundo. Los debates actuales, por ejemplo sobre la inclusión del cristianismo en la Constitución Europea, tienen a la Ilustración como fondo. De hecho ella sí es mentada en el preámbulo de la Carta pero no el cristianismo.

Ello ya nos da una idea de la percepción general que hay sobre ese momento cultural y su influjo. Se la considera importante hasta el punto de citarla y es influyente pues, como pretendían algunos de sus más conocidos representantes, logra extender una sombra de duda y de olvido sobre el cristianismo.

La razón postulada por la Ilustración hoy ha tocado fondo y ha conocido sus propios límites. Separándose de Dios pensaba poder alcanzar el dominio absoluto de todo y erigirse en soberana indiscutible. Pero esa misma razón ha acabado en un callejón sin salida cuyo última voz se conoce con el nombre de posmodernidad.

Relegado Dios al mundo de lo irrelevante y cancelada la fe por inservible y contraria al hombre, la razón quedó expuesta a su propia fuerza y acabó exhausta y desesperanzada. La puerta última que se le abre es la del nihilismo.

Jonathan Hill propone en este libro un recorrido por la época de la razón y sus implicaciones para la fe. Se trata de una exposición ordenada, no muy profunda pero sí ilustrativa sobre aquel período, haciendo referencia a sus autores más destacados y exponiendo, sintéticamente, su pensamiento.

En su camino se encuentra también con Lucero y las iglesias reformadas y hace referencias al jansenismo y la devoción al Sagrado Corazón pero, básicamente expone como a partir de descartes, Locke, Voltaire, Hume, Leibniz… el hombre quiso pensarse como si Dios no fuera necesario.

En ese sentido el libro aporta buena información, aunque el autor no entra en ningún debate crítico sobre la Ilustración y sus consecuencias.

LA FE EN LA EDAD DE LA RAZÓN
Jonathan Hill
San Pablo
Madrid 2007
208 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>