La felicidad de los españoles, la que más ha caído en todo el mundo desde 2007

España “es la excepción a la regla, ya que la satisfacción de los ciudadanos ha bajado 12 puntos durante los últimos…

España “es la excepción a la regla, ya que la satisfacción de los ciudadanos ha bajado 12 puntos durante los últimos siete años, mientras se ha producido una crisis económica considerable”. Esta es una de las conclusiones de un estudio publicado por el Pew Research Center, que constata que es el país del mundo donde más ha bajado la felicidad de los ciudadanos desde 2007.

Si hace siete años los españoles puntuaban su nivel de felicidad con un 66 sobre 100, en 2014 esa cifra se ha reducido hasta 54, la mayor caída en todos los países 43 países consultados. Pew Research ha renovado el estudio sobre la felicidad de la población a nivel mundial realizado en 2007.

Los encuestadores pidieron a la gente en esos 43 países que se situasen a sí mismos en una "escalera de vida", donde el peldaño más alto era la mejor vida posible y el más bajo, la peor. Pew llevó a cabo la misma encuesta en 2002 y 2005 en la mayoría de esos países, permitiendo a los investigadores observar el movimiento de la tendencia a lo largo del tiempo.

La encuesta también preguntó a los participantes si su vivienda tenía estos nueve elementos: televisión, refrigeradora, lavadora, horno microondas, computadora, coche, bicicleta, motocicleta y radio. En una conclusión que se repitió en 37 países sondeados, cuantos más elementos de la lista tenía una persona, más feliz tendía a ser.

Suben los emergentes, bajan los desarrollados

El estudio abarca tanto economías desarrolladas, como economías emergentes. Lo más relevante es que se produce una confluencia del grado de felicidad en los países emergentes (sube desde 33 hasta 51) y de los países desarrollados (baja desde 57 hasta 54).

La gente en los países emergentes está considerablemente más satisfecha que en 2007”, afirma el informe. El aumento se produce mayoritariamente en países asiáticos. Así, los niveles de bienestar de los que informan los ciudadanos de naciones de rápido crecimiento como Indonesia, China y Malasia rivalizan ahora con los de Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña, países ricos que han encabezado las listas de felicidad durante años

Una conclusión curiosa del estudio es que, alcanzado un determinado grado de desarrollo o satisfacción económica, el aumento de los ingresos no supone una gran diferencia en el grado de satisfacción vital. Por ejemplo, pese a la gran diferencia de renta entre Malasia y Alemania, su índice de satisfacción es similar (56 y 60, respectivamente).

No obstante, el grado de riqueza sí es importante a la hora de expresar el grado de satisfacción dentro de cada país, ya que es mayor conforme aumenta la riqueza familiar y los salarios.

Otras conclusiones que llaman la atención es que las mujeres se muestran más satisfechas de su vida, así como las personas casadas y las de edad media, más que los solteros y los jóvenes y ancianos.

La encuesta mostró que la gente en Jordania, Egipto y Túnez estaba entre la menos satisfecha en los países emergentes, y también la menos optimista con respecto al futuro. Los investigadores sugirieron que la agitación social en la región podría ser un factor determinante.

La investigación se basó en 47.643 entrevistas en 43 países con adultos de 18 años y mayores. Fue realizada entre marzo y junio de este año. El Pew Research Center es un centro de investigación imparcial que informa al público sobre temas, actitudes y creación de tendencias en América y el mundo. Está financiado por un fondo benéfico.

Hazte socio

También te puede gustar