La financiación de la Iglesia: un ejemplo para partidos y sindicatos

El senador del grupo popular en el Senado Ángel Pintado ha puesto el sistema de financiación de la Iglesia Católica -con una casi…

El senador del grupo popular en el Senado Ángel Pintado ha puesto el sistema de financiación de la Iglesia Católica -con una casilla en la Declaración de la Renta para que los ciudadanos puedan destinar a su labor el 0,7%- como ejemplo de posible sistema para otras instituciones como los partidos políticos o los sindicatos.

Así lo ha sugerido durante el debate de una moción presentada por Entesa pel Progrés de Catalunya por la que instaba al Gobierno a llevar a cabo las medidas necesarias para que la Iglesia Católica presente, cuanto antes, su memoria justificativa correspondiente a 2011, que ha sido rechazada por el grupo popular, mientras que el resto de la oposición votó a favor, menos el PNV que se abstuvo.

"Un principio que nos parece vital y capital y que reivindicamos o yo por lo menos reivindico no solo para la Iglesia católica sino para otro tipo de instituciones, llámese partidos políticos, que ya nos gustaría, o sindicatos, es el hecho de este tipo de financiación", ha remarcado Pintado.

Que el ciudadano decida “libremente”

En este sentido, ha puntualizado que son los ciudadanos "libremente" los que deciden marcar la casilla de la Iglesia y ha añadido que los acuerdos entre España y la Santa Sede "están fuera de toda duda". "España es un país serio que cumple sus compromisos internacionales y después de estos 30 años ningún gobierno ha planteado cancelar el concordato", ha añadido.

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario socialista Arcadio Díaz Tejera ha aclarado que la memoria justifica de la Iglesia Católica correspondiente a 2011 ya se ha presentado, algo que, a su juicio, motivó la mera petición de Joan Saura y, en cualquier caso, ha defendido que es "obvio" que "una entidad que recibe un dinero público explique lo que recibe". La realidad es que la Iglesia no está obligada a presentar sus cuentas, aunque lo hace libremente desde hace muchos años.

A su juicio, se trata de un tema "tabú" sobre el que parece que "no es muy conveniente hablar" pero considera que hay que abordarlo con total naturalidad y sin "ninguna animadversión".

Hazte socio

También te puede gustar