La Fiscalía recurrirá la absolución de Morín por abortos ilegales

La Fiscalía de Barcelona ha presentado el recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia dictada por la Audiencia Prov…

La Fiscalía de Barcelona ha presentado el recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona, que absolvió al ginecólogo Carlos Morín y a diez imputados más del delito de practicar 89 abortos, algunos de ellos por encima de las 30 semanas de gestación. De esa forma el Ministerio Fiscal se suma a la petición que realizarán otras acusaciones particulares: la de e-Cristians, el Centro Jurídico Tomás Moro, y la de Alternativa Española.

La absolución de la Audiencia se fundamentó en que los abortos que se practicaron contaron con el consentimiento de la mujeres. Según fuentes de la fiscalía, los argumentos de su recurso insisten en el carácter delictivo de las interrupciones practicadas, en distintos grados de responsabilidad para cada uno de los once imputados. El órgano judicial solicitó 273 años de cárcel para el conjunto de los imputados.

E-Cristians, el Centro Jurídico Tomás Moro, y Alternativa Española constituyeron la acusación popular junto con el Colegio de Médicos de Barcelona, aunque estos últimos ya han anunciado que no recurrirán la sentencia.

Buena praxis de los informes médicos, según el Colegio de Médicos

El Colegio de Barcelona no va a recurrir el fallo de la Audiencia y afirma que el Supremo ya le dio la razón sobre la buena praxis en informes psiquiátricos. Algunas de estas mujeres reconocieron en el juicio no haber pasado ninguna entrevista personal con el psiquiatra, lo que la Audiencia no estimó constitutivo de un hecho delictivo. Esto fue así, a pesar de la valoración que como testigos realizaron Jaume Padrós y Miguel Bruguera, del Colegio de Médicos de Barcelona, personado en el juicio como acusación particular.

En declaraciones a Diario Médico, Jaume Padrós, vicepresidente del colegio, afirmó que ellos no han recurrido la absolución, aunque reconocen no estar de acuerdo en cómo se hicieron los informes de los psiquiatras.

Sin embargo, destaca que la sentencia reconoció la buena praxis del resto de los médicos que participaron en los abortos, algo que el colegio también defendía, pues sólo se querelló contra Carlos Morín y los dos psiquiatras.

Además, Padrós dice estar tranquilo respecto a la buena praxis en Psiquiatría, pues “el Supremo ya se refirió a ello en una sentencia”. El alto tribunal se pronunció sobre el asunto en abril de 1998.

Hazte socio

También te puede gustar