La Fundación La Caixa invita a Toni Negri, condenado por el asesinato de Aldo Moro

La Fundación La Caixa ha invitado a Toni Negri, profesor universitario jubilado, que fue condenado por el asesinato de Aldo Moro, a comentar sus obras…

La Fundación La Caixa ha invitado a Toni Negri, profesor universitario jubilado, que fue condenado por el asesinato de Aldo Moro, a comentar sus obras literarias. Cabe preguntarse cómo reaccionaria España si una caja de ahorros italiana invitara a un miembro de ETA a comentar las suyas, sobre todo si se tiene en cuenta que Negri todavía mantiene que “la multitud debería disponer de las armas”.

Aldo Moro fue asesinado el 9 de mayo de 1978, después de ser secuestrado por las Brigadas Rojas el 16 de marzo del mismo año. Con 62 años, Moro era el presidente del partido Demócrata Cristiano.

En una entrevista publicada por LA VANGUARDIA el pasado 25 de noviembre, Negri se declara un intelectual ateo y comunista, y afirma que “el uso de la violencia es legítimo en ciertos casos: resistir a las invasiones, a las vulneraciones de derechos humanos… Es una salida extrema cuando no se tiene ya otra”. 

Contra el imperio, las armas

Su sugerencia de que los ciudadanos puedan o “deban” disponer de armas viene precedida de un comentario sobre “el imperio: es decir, el gobierno global que el mercado global precisa… ¡siempre alguien decidirá sobre nosotros! Alguien decidirá las guerras, por ejemplo”. El entrevistador deja en el aire la pregunta “No sé si eso podrá tener nunca remedio….”. A lo que Negri responde: “Sí: la multitud debería disponer de las armas. Que todos podamos tener armas libremente, como sucede en Estados Unidos”. “¿Habla en serio?”, le pregunta el interlocutor. Y Negri contesta de nuevo: “Sí. Ya sé que eso puede tener sus efectos negativos, como en el caso de Columbine…, ¡pero está claro que la única defensa democrática es la resistencia desde la comunidad!".

"Fábulas de magistrados"

Cuando se le pregunta sobre su implicación en el asesinato de Aldo Moro, Negri responde diciendo que todo fueron “fábulas de magistrados, invenciones, acusaciones infundadas… Algunos en la judicatura decidieron que yo coordinaba la estrategia social de las Brigadas Rojas y su lucha armada, y que fui el cerebro del secuestro y asesinato de Moro”. Sin embargo, el jubilado profesor universitario sigue defendiendo que la multitud disponga de armas.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>