La Generalitat de Cataluña regresa a la normalidad y ya no forma parte de la ILGA

En tan sólo poco más de dos meses, el nuevo Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha dado un importante paso hacia la normalidad…

En tan sólo poco más de dos meses, el nuevo Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha dado un importante paso hacia la normalidad al tomar la decisión de prescindir de su condición de ‘miembro asociado’ de la ILGA, la International Lesbian & Gay Association.

La decisión adoptada por el Gobierno que preside Artur Mas corrige de esta manera la deriva ideológica de construir una ‘homosociedad’ reforzada por el Tripartito el 24 de octubre de 2007, cuando la Generalitat entró a formar parte de la ILGA, una plataforma de entidades de activismo y presión del homosexualismo político.

Además, al romper el vínculo que mantenía con esta internacional gay y lésbica, la Generalitat sitúa a Cataluña en un contexto de normalidad en relación con el resto de sus vecinos europeos, ya que, de hecho ningún país del mundo está adherido a la ILGA, no sólo a nivel de estados, sino también en cuanto a estados federales o autonómicos.

Así lo reconocía la propia Consejería de Acción Social y Ciudadanía, dirigida entonces por Carme Capdevila, en un comunicado con fecha 24 de octubre de 2007 en el que se enorgullecía de ser “el primer gobierno nacional que se adhiere” a la ILGA.

CiU, PP y 400 entidades pidieron explicaciones

La medida adoptada por el nuevo Gobierno de la Generalitat es coherente con la postura adoptada por CiU en 2007 tras ingresar el Gobierno catalán en la ILGA.

En noviembre de ese año, tanto la coalición nacionalista como el Partido Popular pidieron explicaciones al Tripartito por aquella decisión. También lo hizo a título personal en su blog el líder de Unió Democràtica de Catalunya Josep Antoni Duran i Lleida.

El Grupo Parlamentario de CiU en el Parlamento de Cataluña presentó entonces las siguientes preguntas al Gobierno de José Montilla: “¿Qué objetivos persigue o piensa conseguir la Generalitat de Cataluña al ingresar en la ILGA?; ¿ha sido a petición de la propia Generalitat o por petición de la asociación?; ¿cuáles son los motivos por los que el Govern ha formalizado este ingreso?; ¿qué coste tiene para la Generalitat?”

A los pocos días, representantes de 400 entidades denunciaron el ingreso de la Generalitat en la plataforma internacional de gays y lesbianas y pidieron el cese de la consejera Capdevila.

“Una cosa es respetar a las personas y otra promover la homosexualidad como se está haciendo de forma descarada”, afirmaron en un manifiesto conjunto apoyado por todas las asociaciones que se oponían al ingreso en la ILGA y denunciaban que se atentaba contra el principio de neutralidad ideológica.

Las asociaciones firmantes consideraban que la Generalitat de Cataluña buscaba, con su decisión, promover conjuntamente con la ILGA un proyecto del homosexualismo político: construir una ‘homosociedad’, un nuevo tipo de sociedad que transformaría radicalmente instituciones básicas como el matrimonio, la paternidad y maternidad, o la filiación y el parentesco, dándoles un nuevo significado desde la perspectiva del homosexualismo político.

También recordaban y enumeraban la escalada de actuaciones emprendidas por el Tripartito con ese objetivo:

– Año 2005: el Gobierno tripartito catalán creó el “Programa para el colectivo de gays, lesbianas y transexuales”.

– 5 de septiembre de 2006: presenta el “Plan contra la discriminación de homosexuales y transexuales”, con presupuestos públicos destinados a las organizaciones gays que contrastaban con la escasez de ayudas a la familia.

– Septiembre de 2006: se realizan en instalaciones de la Generalitat (como el auditorio de la calle Calabria) sesiones sobre "sacramentos cristianos gays" y ceremonias de “bendición” de uniones homosexuales. La administración así inventa una nueva religión, a su gusto, con recursos públicos.

– 15 de julio de 2007: la Fiscalía de Cataluña crea la figura del “Fiscal Coordinador contra la Homofobia”, para “supervisar las actuaciones judiciales que se lleven a cabo de ahora en adelante contra las conductas homófonas”.

– 27 de junio de 2007: el Gobierno de la Generalitat hace ondear la bandera gay en 10 edificios oficiales de las consejerías para celebrar el Día del Orgullo Gay, Lésbico, Transexual y Bisexual (LGBT).

– 24 de octubre de 2007: la Generalitat entra a formar parte de la ILGA (Internacional Lesbian & Gay Association).

– 27 de octubre de 2007: el responsable del programa de la Generalitat para el colectivo de gays, lesbianas y transexuales, Xavier Verdaguer, presentó las líneas de la iniciativa de la Generalitat en la conferencia del ILGA-Europe que se celebró en la ciudad lituana de Vilnius.

Entre las asociaciones firmantes se encontraban Acció Familiar, E-Cristians, Federació de Cristians de Catalunya, Forum Català de la Família (reúne más de 20 entidades, entre ellas Fundació Persona, Foro Arbil, Ample), Grup d’Entitats Catalanes de la Família (agrupa entidades y federaciones, entre ellas FANOC -familias numerosas-, FERT, CinemaNet, FAPEL (Federación de Asociaciones de Padres de Escuelas Libres, que totalizan más de 300 entidades), Institut de Política Familiar, Metges Cristians de Catalunya, Pacto por la Vida y la Dignidad (reúne más de 90 entidades), Profesionales por la Ética y Pro-Vida de Barcelona.

Un pasado oscuro

Por su parte, una de estas asociaciones, E-Cristians, emitió un comunicado a los medios de comunicación en el que denunciaba que la Generalitat violaba el principio de laicidad al integrarse en la ILGA.

También recordaba que la ILGA tiene un pasado oscuro al haber tenido en su seno a organizaciones que postulan la legalización de la pedofilia, una razón por la que fue expulsada del ECOSOC (Consejo Consultivo Económico y Social) de las Naciones Unidas.

“La razón de la expulsión tuvo su origen en la amenaza del gobierno Clinton de retirar su contribución a la ONU si existían organizaciones reconocidas por las agencias de la ONU –caso del ECOSOC- que postularan la legalización de la pedofilia. La ILGA ha tardado muchos años en recuperar su condición de miembro del ECOSOC, y no lo ha conseguido hasta una fecha tan reciente, diciembre de 2006”, recordaba entonces E-Cristians.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>