La Generalitat recupera la figura franquista del ‘delegado gobernativo’ en la conferencia del Arzobispado

Dos funcionarios acudieron a la charla del católico homosexual Philippe Ariño para fiscalizar el contenido de la conferencia y concluir si había o no contenido homofóbico que vulnerara La Ley antidiscriminación LGTBI, que otorga privilegios a este colectivo por encima del resto

El escritor Philippe Ariño, 36 años, homosexual, católico y célibe, explicó en el ciclo de conferencias Youcat, que organiza el Arzobispado de Barcelona, las virtudes de su opción de vida célibe en relación a su condición sexual.

Su conferencia, se ha llevado a cabo bajo la atenta mirada de la dictadura homosexual liderada por el homosexualismo político desplegado por la mayoría de formaciones políticas del Parlament de Cataluña y por el propio lobby gay, que aglutinó a unos 30 activistas en las puertas de la Parroquia de Santa Anna, donde se realizó el acto, con un éxito rotundo de 250 asistentes –en su mayoría jóvenes-.

A pesar de la presión que se quiso ejercer desde fuera con consignas como “Philippe Ariño, ve al psiquiatra”, “Me paso por el forro su moral” o “Queremos follar” y de que durante el acto un grupo de siete individuos intentaron reventar el evento repitiendo las mismas proclamas, el acto se desarrolló con normalidad y bajo un ambiente de diálogo y participación.

Los participantes, jóvenes en su mayoría católicos valoraron la charla. Por ejemplo, Manuel Vázquez, estudiante universitario de Historia lo explicaba así: “Ha habido un debate muy interesante entre el ponente y católicos homosexuales con mucha elegancia y fraternidad. Yo he sentido mucha sintonía”. Sobre los gritos que se han escuchado en la sala ha sentenciado: “Han sido cinco minutos de performance y cuando los asistentes los hemos mandado a callar, se han marchado.

La Generalitat fiscalizó el acto con dos funcionarios

Uno de los aspectos más sorprendentes del acto es que la Generalitat de Cataluña envió dos funcionarios para fiscalizar el acto y comprobar si su contenido vulneraba la Ley antidiscriminación LGTBI, una ley que otorga privilegios a este colectivo específico por encima de otros.

De este modo el Govern recupera la figura franquista del ‘delegado gobernativo’ que en la época de la dictadura franquista se presentaba en los actos para vigilar si el contenido de los mismos vulneraba las consignas ideológicas franquistas. En aquella época para hacer una conferencia era necesario pedir un permiso, cuando se concedía venía el delegado gubernativo que velaba para ver si lo que se decía atentaba contra la ley o no. Con la democracia y la libertad de expresión esta figura desaparece, no hay intervenciones de este tipo sino en todo caso auditorías a posteriores, pero nunca a priori porque esto es censura. En este caso la Generalitat ha optado por tomar medidas antes de la hipotética vulneración.

El delegado gubernamental es una pieza que integra el mecanismo de la censura. Por lo tanto, la Generalitat con el envío de estos dos funcionarios lo que hace es recuperar la práctica del gobierno franquista.

El PSC, detrás de una fracasada manifestación

La manifestación que tuvo lugar en el exterior de la Parroquia estuvo convocada por el PSC. ¿Por qué un partido que se quiere de gobierno convoca una manifestación contra un acto de la Iglesia en un local eclesiástico?, un método de intimidación que evidentemente no ha surgido efecto. ¿Tiene que ver que una parte de sus dirigentes son homosexuales confesos? ¿Tiene interés políticamente destacar en este sentido singularizándose en la manifestación con respecto al resto de partidos?

Aquí se puede ver un corte de la manifestación:

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1
  2. 2

    No nos puede extrañar a los cristianos, Jesucristo ya lo advirtió a sus seguidores. gracias a los que participaron en la conferencia ¡Viva la libertad de los hijos de Dios! que fueron valientes y asistieron al acto a pesar de los insultos y desprecios.

  3. 3

    Noticia exacta, yo pensé lo mismo. En el franquismo, los cantautores debían presentar las letras de las canciones a la autoridad, ANTES del concierto. Entonces se mandaban unos delegados gubernativos (a veces policias, los siniestros “grises”), para ver si el cantante se ceñia a las letras censuradas. Si cantaba letras no autorizadas, le caía una multa, y no pequeña, y a veces la interrupción del concierto.

    — Una mínima sugerencia sobre la noticia: El apartado del PSC, ¿no creen que merece una noticia aparte, para que quede bien destacada?. Es muy grave que un partido que aspira a gobernar, efectivamente haga eso.

    — Otra más; también estaba el Observatorio contra la Homofobia, vigilando y controlando.

    — Una última: Sr. Miró, ¿quan crearà l’Observatori de la Cristianofòbia?. Fet seriosament, sense extremismes ni exageracions, independent del Bisbat, però en perfecte comunió amb ell, i amb una figura de prestigi al davant que pugui fer declaracions a la premsa (tal com fa l’Observatori de la Homofòbia, i d’altres). Forum Libertas és un mitjà de comunicació, e-cristians, una entitat com moltes altres, però amb un Observatori es guanyaria molta autoritat. Gràcies.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>