La Generalitat se compromete con las escuelas cristianas a impulsar un pacto educativo

La consejera de Educación de la Generalitat de Cataluña y el arzobispo de Barcelona y presidente de honor de la Fundación Escuela Cristiana de Cataluñ…

Forum Libertas

La consejera de Educación de la Generalitat de Cataluña y el arzobispo de Barcelona y presidente de honor de la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña (FECC), Lluís Martínez Sistach han llegado a un acuerdo para impulsar un pacto educativo que tenga en cuenta la gran labor que realizan las escuelas cristianas en favor de la familia. Cid resaltaba “su interés e ilusión” por “poder trabajar juntos para conseguir que el sistema educativo sea de calidad”. Al mismo tiempo, la consejera se ofrecía a trabajar “con complicidad” con las escuelas cristianas y a mantener “una relación cada vez más estrecha” con ellas. El acuerdo se ha realizado en el marco de la primera sesión pública del VI Congreso de la Escuela Cristiana de Cataluña, que empezó el pasado mes de octubre y se alargará hasta el mes de marzo de 2005.

El ofrecimiento de la consejera de Educación correspondía al que minutos antes había realizado el presidente ejecutivo de la FECC, Francesc Riu, que se mostraba dispuesto a colaborar con la titular de Educación, ya que “el colectivo de escuelas cristianas tienen el objetivo y el compromiso de mantener estrechos lazos con el departamento”. Riu expresaba también el soporte total de las escuelas que representa con el Pacto Nacional por la Educación que impulsa la consejería “con la acción conjunta de todas las instituciones”, que ha permitido “superar tensiones entre los diversos sectores de la comunidad educativa… para construir un sistema educativo plural que de respuesta a las necesidades de la educación”.

El encuentro, celebrado en el colegio Sant Ignasi de Sarriá, ha servido también para la presentación del libro Familia y escuela compartimos un proyecto (editorial Cruïlla), del teólogo Francesc Torralba. En ese sentido, Lluís Martínez Sistach ha destacado la importancia de que los padres puedan escoger la escuela para sus hijos "como proclaman los preceptos constitucionales y el Concilio Vaticano Segundo". Al mismo tiempo, Sistach ponderaba la labor que realizan las escuelas cristianas y los profesores de esas comunidades de creyentes, y también tenía palabras de elogio para la consejera, a quien agradecía el reconocimiento mostrado a favor del “trabajo de iniciativa social” que desarrollan las escuelas. 

Responsabilidad compartida

Tanto Cid como Sistach coincidieron en que “la corresponsabilidad educativa no es simétrica”, ya que “la familia tiene un papel preeminente y prioritario en la labor de educar a los hijos”. La consejera calificaba también la relación familia y escuela como otro “de los tesoros más preciados de la educación” e insistía en que, aunque los profesores “tienen un papel fundamental en esta labor, no tienen la responsabilidad de la educación en exclusiva”, ya que “los padres también tienen un papel primordial que no pueden eludir”.

El VI Congreso de la Escuela Cristiana de Cataluña desarrollará en todos estos meses un conjunto de iniciativas que pretenden fomentar la reflexión y el debate sobre cuestiones diversas relacionadas con el carácter social de la educación escolar. La finalidad de los sucesivos encuentros es la de potenciar la participación de todas las comunidades educativas de las escuelas cristianas en el esfuerzo conjunto y solidario que ha de conducir a la consecución de un amplio acuerdo social y político sobre la escuela, en el marco de los principios proclamados en la Constitución.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar