La genial madre de un genio

La anécdota sobre Thomas Edison que llama a la reflexión sobre cómo educar a nuestros hijos

La madre de Thomas Edison, un ejemplo de comportamiento hacia los hijos La madre de Thomas Edison, un ejemplo de comportamiento hacia los hijos

Puesto que el 9 de noviembre, se celebró el “Día internacional del Inventor”; voy a relatar, para nuestra reflexión, una anécdota que le sucedió a Thomas Alva Edison.

Un día Thomas Edison llegó a casa y le dio a su madre Nancy Elliot una nota. Él le dijo a ella:

  • “Mi maestro me dio esta nota y me dijo que sólo se la diera a mi madre.”

Cuando ella leyó, en voz alta, a su hijo la carta que él le trajo, sus ojos estaban llenos de lágrimas. Ella leyó:

  • “Su hijo es un genio, esta escuela es muy pequeña para él y no tenemos buenos maestros para enseñarlo, por favor enséñele usted”.

Muchos años después la madre de Edison falleció, y él fue uno de los más grandes inventores de los siglos XIX y XX.
Un día, estaba ordenando algunas cosas antiguas de la familia. Repentinamente vio un papel extraño doblado con un dibujo en el escritorio. Él lo tomó y lo abrió. En el papel estaba escrito:

  • “Su hijo está mentalmente enfermo y no podemos permitirle que venga más a la escuela”.

Edison lloro por horas y quedo sobrecogido. Y, una vez recuperado, escribió en su diario:

  • “Thomas Alva Edison fue un niño mentalmente enfermo, pero por una madre heroica se pudo convertir en el genio del siglo”.

Impresionante la reacción de su madre. ¿Verdad? En lugar de leer lo que realmente decía la carta, y con ello haber podido hacer daño a su hijo, le dio un giro completamente y con ello le inyectó seguridad y estímulo a su hijo. Y el genio se hizo realidad.

Es el inventor más prolífico de la historia, con más de mil doscientas patentes. Su genio y actividad significó una transformación en la actividad de inventar, desde un simple entretenimiento a la creación de una empresa.

La madre, una gran madre, le hizo creer que era un genio y lo fue.

Indiscutiblemente para que Edison se convirtiera en genio, a parte de este hecho muy significativo tuvo que haber otros muchos, pero la realidad es que todos fueron necesarios para que este extraordinario puzle que componen la genialidad se hiciera posible, y que este gran personaje se convirtiera realmente en un auténtico genio, en un auténtico sabio.

Es asombroso el poder que tenemos, especialmente los padres y los educadores, sobre los niños y sobre los jóvenes. En muchas ocasiones, tanto los padres como los educadores, con nuestro ejemplo y nuestra enseñanza, podemos ser valiosos promotores de auténticos sabios o de auténticos artistas o de auténticos santos; o por otro lado, si nos equivocamos o no ponemos interés en nuestro cometido o vamos a lo nuestro, podemos fomentar auténticos delincuentes o auténticos corruptos o autentica basura social. Por eso es tan importante la labor del padre, de la madre y del educador.

Y en este tiempo en el que todos los valores se ponen en entredicho, tenemos que potenciar y valorar esta trascendente misión educativa, sabiendo que de ello se puede obtener un gran bien para la sociedad o por el contrario, si se abandona, grandes males.

Aclaro finalmente que en Estados Unidos el ‘Día de los Inventores Nacionales’ se conmemora el 11 de febrero, aniversario del nacimiento precisamente de Thomas Alva Edison.

Fuente del relato: latazadepapel.blogspot.com.es

 

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>