La gran ruptura

El Partido Socialista acusó con razón al anterior Gobierno popular de llevar a cabo determinadas medidas legales sin el necesario consenso. Nos hemos …

Forum Libertas

El Partido Socialista acusó con razón al anterior Gobierno popular de llevar a cabo determinadas medidas legales sin el necesario consenso. Nos hemos referido a este tema en uno de nuestros primeros editoriales: Para establecer determinadas leyes que afectan a la sociedad española y que necesitan de la estabilidad a largo plazo, no basta la mayoría aritmética. Es necesario que Gobierno y oposición se pongan de acuerdo y, si ello no es posible, quiere decir simplemente que la sociedad española no está en condiciones de asumirlo.

Ahora el Gobierno socialista nos anuncia una medida tan radical y tan rupturista con los cimientos de la sociedad occidental como es el matrimonio entre homosexuales, algo que automáticamente lleva aparejado el derecho de adopción. Ésta no puede ser una ley que se apruebe por la mayoría simple del Congreso. Necesita de un consenso absoluto. Mejor dicho, necesita como previa una consulta directa a los ciudadanos españoles mediante referéndum porque, de lo contrario, va a suceder que, cuando cambie el signo del Gobierno, esta ley sea necesariamente derogada para volver a la normalidad, con el consiguiente efecto traumático que, con todo, será menor que si la ley dura suficientes años como para conseguir sus efectos, que no son tanto que existan matrimonios homosexuales, que serán siempre una pequeña minoría dentro de la ya exigua minoría homosexual, sino que constituirán el punto de partida para una “pedagogía” a gran escala de la homosexualidad sobre los niños, adolescentes y jóvenes. Hace tiempo que se pretende esto y no se consigue.

No es justo ni prudente jugar a experimentar con los ciudadanos de España. El hecho de que el homosexualismo político intente desde hace años acceder al matrimonio en todos los países occidentales y hasta ahora sólo lo haya logrado en tres de ellos, todos de escasa dimensión y proyección cultural, debería mover a la reflexión. ¿Por qué hemos de estar en la avanzadilla de un tema tan dudoso que va a provocar una inmensa fractura en la sociedad española, y además va a dividirnos y generar conflicto?

Hazte socio

También te puede gustar