La histórica visita del Papa a Turquía, a punto de confirmarse

No se ha confirmado por ninguna de las dos partes, pero el viaje del Papa Benedicto XVI a Turquía está a punto de anunciarse oficialmente. El Gobierno…

No se ha confirmado por ninguna de las dos partes, pero el viaje del Papa Benedicto XVI a Turquía está a punto de anunciarse oficialmente. El Gobierno del país euroasiático y el Vaticano mantienen intensos contactos estos días para definir los términos de esta histórica visita. El pontífice, que fue invitado por el patriarca ortodoxo Bartolomé I, pasará al menos dos días en Estambul en una fecha muy cercana al 30 de noviembre, fiesta del patrón de la Iglesia ecuménica de Constantinopla: San Andrés. El ejecutivo de Ankara explicó este pasado fin de semana que las negociaciones están muy avanzadas. El diálogo con los ortodoxos, pero también con el Islam, confesión mayoritaria en Turquía, son las grandes prioridades de Benedicto XVI para la que será su segundo desplazamiento fuera de Italia desde que fue elegido sucesor de Pedro el pasado 19 de abril.

 

Tanto el Gobierno de  Recep Tayyip Erdogan como el Patriarcado de Constantinopla esperan que el Santo Padre se muestre públicamente, en algún momento de su visita, a favor del ingreso de Turquía a la Unión Europea o, al menos, de una mayor vinculación del país con el Viejo Continente. Más allá de esta cuestión, y según fuentes no oficiales de la Santa Sede, lo que es seguro es que Benedicto XVI pondrá de relieve una petición clara: más libertad religiosa en Turquía. En cualquier caso, el ministro de Asuntos Exteriores turco, Abdulá Gul, dijo el sábado que su ejecutivo “da una gran importancia a esta visita del Papa”. En esta línea, un comunicado oficial del Gobierno desmintió que Benedicto XVI tuviera la intención de entrar a rezar a la basílica bizantina de Santa Sofía de Estambul, convertida ahora en museo después de haber sido también una mezquita. En el Vaticano, consideran que eso sólo sería posible con el consentimiento de las autoridades turcas, pero la negativa no se considera un obstáculo para la visita.

 

El secretario de Estado del Vaticano, Angelo Sodano, es quien dirige los contactos para preparar el viaje con la colaboración del Pontificio Consejo por la Unidad de los Cristianos, que preside el cardenal Walter Kasper. La dimensión ecuménica e interreligiosa de esta visita ha sido muy bien acogida desde Turquía, tanto en la vida política como en la sociedad civil, sobre todo después del reciente discurso que pronunció el Papa en el marco de la última Jornada Mundial de la Juventud, en Alemania, donde Benedicto XVI hizo un llamamiento al diálogo y la plena reconciliación entre cristianos y musulmanes.

 

El Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, que representa a unos 200 millones de creyentes en el mundo, invitó recientemente al Papa a visitar Estambul con motivo de la festividad de San Andrés. Fue el pasado 29 de junio, después de la Eucaristía que Benedicto XVI presidió en la Basílica de San Pedro con motivo de la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo, una misa en la que había estado presente una delegación del Patriarcado, a la que luego recibió personalmente en su despacho.

 

Juan Pablo II ya viajó a Turquía del 28 al 30 de noviembre de 1979, concretamente a Ankara, Éfeso, Esmirna y también Estambul, donde también participó en la celebración del fundador del Patriarcado ecuménico de Constantinopla. Tanto los gestos que ahora promueve Joseph Ratzinger como los que tuvo su predecesor han servido para suavizar unas difíciles relaciones. Uno de los grandes desafíos para la Iglesia del tercer milenio es superar la separación de 1054 entre católicos y ortodoxos.

 

Turquía, entre la esperanza y los conflictos

 

El horizonte político más cercano para Turquía es la inminente apertura de negociaciones con la Unión Europea para una posible adhesión. El inicio de esas conversaciones está previsto para principios de octubre, aunque los 25 socios mantienen sus reticencias, en algunos casos motivadas por una fuerte oposición entre la ciudadanía, como es el caso de Francia y Alemania. Sin embargo, no falta la conflictividad en el propio país euroasiático, donde no todo el mundo ve bien el acercamiento a Europa.

 

Con todo este contexto, este lunes se produjo un grave incidente coincidiendo con el 25º aniversario del último de los tres golpes de Estado que vivió Turquía durante el siglo XX. Según el fiscal general de la provincia de Kutahyam Mehmet Serif Eren, la policía tiene la impresión de que el episodio es un intento de asesinato al primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, por parte de un islamista radical cuando el jefe del Gobierno inauguraba el curso escolar en un centro público. El activista, identificado como Mustafa Bagdad, gritó varias consignas contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y recriminó a Erdogan una supuesta responsabilidad directa en varios incidentes entre Policía y rebeldes, en los que murieron 5 agentes. Cuando los servicios de seguridad expulsaron al individuo de la sala, descubrieron que llevaba una pistola cargada.

 

Esto ocurre unos días después de que los grupos nacionalistas turcos empezasen a subir el tono de sus críticas al primer ministro, a quien acusan de flexibilidad con los kurdos, en especial tras una reciente visita a la ciudad de Diyarbakir, todo un referente para esta comunidad. Sin embargo, la cuestión kurda sigue siendo uno de los problemas para que Turquía lleva a buen puerto sus negociaciones con la Unión Europea. Y ante estos temas, aunque no estén presentes en la próxima visita de Benedicto XVI a Estambul, la Iglesia católica es sensible a la hora de denunciar la opresión que Ankara lleva a cabo desde hace décadas sobre un pueblo, el kurdo, ahogado por Turquía, Irak, Siria y Armenia, que son los 4 estados que en este momento tienen repartida la soberanía sobre el territorio.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>