La Iglesia, Israel y las demás religiones‘, por Joseph Ratzinger (Benedicto XVI)

Benedicto XVI nunca defrauda. El actual Papa ya en su época de Cardenal hacía gala de una aguda inteligencia para tratar los temas de la fe por camino…

Benedicto XVI nunca defrauda. El actual Papa ya en su época de Cardenal hacía gala de una aguda inteligencia para tratar los temas de la fe por caminos con frecuencia poco transitados. De ahí que la lectura de sus escritos nos aporte siempre perspectivas novedosas. Esto también sucede en este libro que recopila cuatro intervenciones de su época como prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, unidas por el tema del diálogo interreligioso y, singularmente, por la relación entre Israel y la Iglesia.

Algunas de las ideas que leemos en estas páginas encuentran eco en su libro Jesús de Nazaret. Ello nos lleva a pensar que también podemos entrever en ellas algunas de las ideas que el Papa desarrollará en el segundo volumen que ha anunciado y que tratará el tema de la infancia de Jesús y su muerte en la cruz.

Hay una tesis que recorre todas las páginas en los diferentes desarrollos que hace el Papa. La esperanza de Israel se cumple en Jesucristo. La Nueva ley no supone abolición de la mosaica sino cumplimiento. Además, en Jesús se cumple la promesa de universalidad hecha a Abraham. Pero, entonces, ¿cómo entender las prescripciones detalladas que recibió el pueblo elegido? Benedicto XVI con mucha congruencia.

 Hay una ley, en la que se percibe el rostro de Dios, pero que queda vinculada a un momento histórico, a una particularidad, la del pueblo de Israel. Pero, cuando Jesús cumple la expectativa de universalidad ya presente en la alianza con Abraham, la situación cambia.

Joseph Ratzinger es muy respetuoso con la fe judía. Pero señala los puntos de contacto. Dice, por ejemplo que aunque ellos no reconozcan a Jesús como el Mesías esperado sí que pueden reconocer en él la figura del Siervo doliente profetizada por Isaías. Y éste había de venir a dar luz al mundo. Este y otros aspectos permiten pensar en un acercamiento y tarea común de Israel y la Iglesia.

El artículo dedicado al tema de la Alianza es también muy iluminador. Trata sobre si debe darse el nombre de Testamento (que incluye sólo una parte) o Alianza (que implica bilateralidad). Señala cómo Dios, por la encarnación permite que haya bilateralidad, pero que esta ya estaba prefigurada en las alianzas veterotestamentarias. Al mismo tiempo, tratando de la Institución de la Eucaristía, señala como la Alianza ha de ser continuamente renovada (“Haced esto en memoria mía”).

Libro lleno de intuiciones y profundo amor a la verdad y a la Iglesia, que nos abre camino de diálogo con las otras religiones y, sobre todo, nos permite un acercamiento teológico y espiritual a Israel. Lejos de los falsos irenismos Benedicto XVI muestra verdaderos puntos de profundización en la relación entre ambas religiones, y lo hace indicando como la esperanza mesiánica se realiza de forma plena en Jesucristo.

La Iglesia, Israel y las demás religiones
Joseph Ratzinger (Benedicto XVI)
Ciudad Nueva
113 páginas
 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>