La Iglesia luterana sueca financia una exposición blasfema

“Hay una foto de una mujer desnuda posando con una careta del ratón Mickey que al obispo le fascina, pero yo simplemente no puedo participar en esto” …

“Hay una foto de una mujer desnuda posando con una careta del ratón Mickey que al obispo le fascina, pero yo simplemente no puedo participar en esto” declaró el pasado 28 de abril el deán de la catedral de Estocolmo, Hakon Laangstroem, al diario sueco SVENSKA DAGBLADET. Laangstroem mostró así su indignación ante una exposición blasfema, Revelation, que denigra la imagen de Jesús e incluye en su catálogo fotos que combinan símbolos cristianos con imágenes de sexo explícito. Su desacuerdo con la decisión de la Iglesia Nacional Luterana de subvencionar la exposición le ha llevado a presentar la dimisión en su cargo.

 

El hasta ahora máximo responsable de la catedral de Estocolmo, el templo más antiguo de la ciudad (más de 700 años de antigüedad), considera “ofensivas” varias de las fotos de una muestra que la diócesis de Estocolmo y la Casa de la Cultura han adquirido del Museo de Israel de Jerusalén. Según Laangstroem, mucha gente “se apenará” cuando vea la exposición y él no podía quedarse sin hacer nada si su Iglesia apoya el proyecto con 400.000 coronas (43.000 euros). Cabe señalar que, aunque en Suecia la iglesia oficial es luterana y algo más del 85 por ciento de la población es protestante, el número de ciudadanos practicantes es mínimo.

 

Ofensas a la cruz y a Cristo

 

Revelation, que se podrá visitar el próximo mes de octubre en la capital sueca, comprende una selección de unas 70 imágenes de la exposición original, que incluye una foto de un Che Guevara moribundo que se asemeja a Jesús u otras de personas desnudas colgadas de cruces. Algunas de las fotos más polémicas, como la de una pareja practicando sexo oral junto a otra cruz, han sido eliminadas. Sin embargo, sí formarán parte del catálogo que se pondrá a la venta.

 

Por su parte, Anders Bergkvist, director de la diócesis, se mostró en desacuerdo con el deán y resaltó que las fotos, más que indignar, conmueven, que no son pornográficas y que son menos provocadoras que las imágenes de Jesús torturado que cuelgan en muchas iglesias. Una opinión que no comparte Laangstroem, quien, con su dimisión, se rebela también contra la decisión de la jerarquía protestante sueca de financiar una exposición blasfema.

 

Críticas anteriores

 

No es la primera vez que la iglesia protestante sueca recibe serias críticas por sus decisiones. A finales del 2005, su disposición a bendecir las uniones civiles de parejas homosexuales, despertando protestas de conservadores y católicos, así como el aplauso de la comunidad gay, provocó también que el Patriarcado ortodoxo de Moscú suspendiera sus relaciones con la Iglesia Luterana de Suecia. Según los jerarcas ortodoxos rusos, los intentos de revisar la doctrina cristiana sobre el matrimonio entre el hombre y la mujer para “presentar las perversiones como una norma” suponían “oponerse a la voluntad divina y violar los mandamientos de la Sagrada Escritura y las tradiciones de la Iglesia”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>