La Iglesia ofrece acogida a los refugiados

Sabemos que la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha reiterado este jueves la petición que hizo al Gobierno hace dos años, de acoger a algún grupo de refugiados sirios. Los obispos aseguran que entonces no recibieron respuesta del Ejecutivo y reitera la petición de la más amplia generosidad en este momento, para la acogida de quienes piden refugio y acogida de manera urgente. Pedimos también la comprensión y colaboración de todos los ciudadanos, a la vez que ofrecemos la de nuestras comunidades y centros de acogida”, dicen en un comunicado difundido recientemente por la Comisión Episcopal de Migraciones. Coincido totalmente con la CEE, pues todos somos testigos de “las numerosas personas, que, huyendo de la guerra o del hambre, acaban dejando la vida de manera trágica, en mar o en tierra, o se encuentran en situaciones extremas. Son hombres, mujeres y niños, en no pocos casos familias enteras, que lo han perdido todo”. Por este motivo, los obispos exigen “una mayor generosidad en la acogida de los refugiados y desplazados en Europa” e insisten en que se den “respuestas urgentes, eficaces y generosas” y que “han de comprometerse manera efectiva en primer lugar los gobiernos, pero también los ciudadanos”. Cómo hay que gestionarlo, no me toca decirlo a mí, pero al igual que los obispos, no quiero guardar silencio para no ser cómplice de la indiferencia y de la llamada política del descarte que denuncia el Papa Francisco. Si hay buena voluntad, encontraremos la forma de hacerlo, dando prioridad a los más necesitados y asegurándonos de que ningún desaprensivo aproveche la ocasión para causar males peores. No hay excusas

Hazte socio

También te puede gustar