La Iglesia, en primera línea ante el terremoto de Ecuador

Un nuevo seísmo de 6,2 vuelve a sacudir la costa norte ecuatoriana. Testimonio del arzobispo de Portoviejo, una de las ciudades más afectadas: “la situación es dramática, nadie estaba preparado para una catástrofe tan grande”

Los efectos del nuevo terremoto en la costa norte de Ecuador Los efectos del nuevo terremoto en la costa norte de Ecuador

Tras el terremoto que sacudió Ecuador el pasado sábado, 16 de abril, y las consecuentes réplicas, elevando el número de víctimas mortales por encima de las 525, con más de 4.000 heridos, un nuevo seísmo de magnitud 6,2 ha vuelto a hacer temblar la costa norte ecuatoriana durante unos 30 interminables segundos este miércoles.

El epicentro se encuentra en la misma zona del norte del país afectada por el terremoto del sábado, a 70 kilómetros al oeste-sudoeste de Esmeraldas, con una profundidad de 10 kilómetros. Los geólogos consideran que esta réplica ha sido inusualmente fuerte.

Afortunadamente, pese a la intensidad de la réplica, no ha habido que lamentar daños considerables. “Un susto muy grande“, se repetía en torno al estadio de la ciudad. La mayoría de la población de la zona afectada ya dormía al aire libre por seguridad, debido a la fuerte secuencia de réplicas de los últimos días (de hasta 5,4 de magnitud, el domingo).

Las tareas de rescate de víctimas y posibles supervivientes se han reanudado inmediatamente después del nuevo temblor. Uno de los últimos cadáveres rescatados de debajo de los escombros es el de un niño colombiano, que pasaba las vacaciones con su familia.

Labores de desescombro y rescate de víctimas tras el terremoto

Labores de desescombro y rescate de víctimas tras el terremoto

La Iglesia, en primera línea

Ante la magnitud de la catástrofe, el Gobierno ha reaccionado prontamente para intentar paliar al máximo los efectos del terremoto. Sin embargo, es la Iglesia la que se mantiene en primera línea al lado de los más afectados por el seísmo.

Así se desprende de las declaraciones del arzobispo de Portoviejo, una de las ciudades más afectadas, Lorenzo Voltolini Esti, de 69 años, publicadas este jueves por Zenit.

Voltolini fue enviado como sacerdote a Ecuador hace 37 años. El arzobispo de Portoviejo, que en su escudo tiene el lema “Ut vitam habeant” (“Para que tengan vida”) relata la dramática situación que se vive en el país y la dificultad de retomar una vida normal. Señala también el esfuerzo de la Iglesia para estar al lado de la gente más perjudicada por el seísmo, así como la religiosidad del pueblo que pide la bendición a los muertos antes que otro tipo de ayuda.

También recuerda las palabras del Papa Francisco y sus oraciones, que fueron recibidas por el pueblo con gran alegría. Esta es la conversación telefónica que mantuvo con Zenit.

El arzobispo Lorenzo Voltolini, junto a los obispos Francisco Vera y José Castillo

El arzobispo Lorenzo Voltolini, junto a los obispos Francisco Vera y José Castillo

“Nadie estaba preparado para una catástrofe tan grande”

¿Cuál es la actual situación en su arquidiócesis?

La situación es dramática, la destrucción es enorme, nadie estaba preparado para una catástrofe tan grande, similar a la que sufrió Haití, porque según los expertos el terremoto fue de 7,8 grados de la escala Richter, pero la fuerza desprendida debido a otros factores fue mucho mayor. La destrucción es grande y hay gente aún debajo de los escombros. Los muertos acertados son casi 600, la zona más golpeada es la región de Manabí, cuya capital es Portoviejo. No se puede estimar aún el valor de los daños, sí que son enormes.

¿La Iglesia logra estar en primera línea junto a la gente en este momento?

Seguramente sí, porque todo lo que recibimos lo entregamos a los más necesitados. Estamos cerca de nuestra gente, sufrimos nosotros como ellos. Claro se ve más lo que hace el gobierno porque está acompañado de la publicidad del sistema.

El Papa en dos oportunidades dijo que reza por ustedes y les está cerca. ¿Cómo sienten esto?

Sí, y desde el primer domingo en el Regina Coeli cuando el Papa anunció lo que había pasado en Ecuador. Esto nos conforta mucho y nos sostiene. Se reciben con alegría las palabras del Papa. He tratado de difundirlas lo más posible porque la radio y televisión encuentran dificultad en llegar, pero el día después fueron puestas en primera página.

“Cáritas hace llegar la ayuda a los más necesitados”

¿Cómo se está enfrentando la catástrofe?

El Gobierno ha hecho su parte bastante bien, porque se ha movido la defensa civil, la protección civil, el ejército y están llegando las cosas. Entretanto muchos recurren a la Iglesia. En el consorcio o centro de recolección Pablo VI estamos recibiendo las donaciones que distribuimos sea en Portoviejo que en la ciudad portuaria de Manta y en Pedernales. La entrega se hace a través de las parroquias que tienen sus unidades Cáritas las cuales hacen llegar la ayuda a los más necesitados. Porque si ninguno controla, alguno recibe tres veces y otro nada.

¿Han sentido la solidaridad del resto del país y de las naciones vecinas?

Sí, muchos obispos me han llamado indicando que están organizando a sus Cáritas, muchas son las organizaciones que están ofreciendo su ayuda. En el momento de la necesidad, si bien de un lado se desarrollan la caridad y el voluntariado, de otro lado se producen movimientos de desesperación que no favorecen esta situación y la rebelión se hace sentir, porque a veces hay una distribución que no es equitativa.

“Lo que nos pedían antes de todo, no eran alimentos sino la bendición”

¿Cómo explicarle a la gente esta catástrofe?

Aquí hay terremotos con frecuencia, nuestra gente es muy religiosa y la primera cosa que hacen cuando hay terremotos es rezarle al Señor. Lo que nos pedían antes de todo, no eran alimentos sino la bendición. Ahora en cambio inicia el momento de volver a la normalidad y esto lo estamos sintiendo difícil.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>