La importancia de los cuidados paliativos y de sus voluntarios

El médico tiene el deber de intentar la curación o la mejoría del paciente cuando sea posible y, cuando no lo sea, aplicar las me…

Forum Libertas

El médico tiene el deber de intentar la curación o la mejoría del paciente cuando sea posible y, cuando no lo sea, aplicar las medidas necesarias para intentar conseguir el mayor bienestar del enfermo ydisminuir el dolor sobretodo en la época final de la vida. De igual forma, el médico no emprenderá acciones terapéuticas o diagnósticas inútiles u obstinadas cercanas al encarnizamiento terapéutico.

Hasta ahora, en España, en la mayoría de los médicos no han existido graves problemas, salvo los conocidos sobretodo en el Hospital de Leganés, y cuya finalidad es llegar a un buen ahorro económico y de camas de hospital. Hubo una época en la que los gestores hablaban de la utopía del hospital sin camas.
Por el contrario, lo que realmente se necesita es invertir en mayor formación y mayores recursos humanos y técnicos necesarios para poder universalizar las Unidades de Cuidados Paliativos que requieren lógicamente una inversión importante de dinero y que se necesitan en todas las regiones de España dado el envejecimiento poblacional.
Los países europeos que primero implantaron la eutanasia, como Holanda y Bélgica, son los que actualmente más fuertemente están apostando por las unidades de Cuidados Paliativos, entre otras razones por su propio interés, ya que muchas personas mayores se trasladaban forzosamente a otros países para pasar sus últimos años con tranquilidad en lugares donde la vida es respetada, sobretodo en Alemania y España.
La atención sanitaria que un país preste a sus ciudadanos, y en especial a los más débiles, refleja el grado de su civilización y dado que la persona no tiene precio pues lo que realmente tiene es dignidad, es por lo que la transformación social que precisa nuestra sociedad provendrá en gran parte de la gratuidad y generosidad de sus ciudadanos.
En mis 38 años de vida profesional en activo, ningún enfermo me pidió la eutanasia.
Me parece importante hacer una reflexión sobre la importancia que están adquiriendo los voluntariados integrados por personas de todo tipo de edades, incluso numerosos jóvenes, con identidades anónimas que dan gratis lo que gratis recibieron, con alegría y siempre como complemento de la labor de los profesionales. En el caso de las unidades de paliativos, su laborconsisteen el acompañamiento a enfermos y familiares.
Hazte socio

También te puede gustar