La industria del automóvil en España, ¿en peligro de desaparición?

¿Corre el riesgo España de ver desaparecer su industria del automóvil? En opinión del responsable de Peugeot en Espa&ntild…

Forum Libertas

¿Corre el riesgo España de ver desaparecer su industria del automóvil? En opinión del responsable de Peugeot en España y de mercados del sur de Europa, Rafael Prieto, esa posibilidad se puede convertir en una realidad si no se adoptan medidas para sacar al sector adelante.

Seguir hablando de crisis “es una estupidez”, porque estamos en recesión, que es mucho peor, advierte Prieto ante el sombrío panorama que se cierne sobre el sector automovilístico español, único de valor añadido que le queda al país.

Durante un encuentro con los medios de comunicación que tuvo lugar el pasado 6 de diciembre, el directivo añadió que de seguir el mercado en esta situación en dos o tres años empezarán a desaparecer factorías de producción de automóviles asentadas en España.

Al mismo tiempo, el peligro se extiende a las muchas empresas de componentes relacionadas con el sector del automóvil, agregó Prieto.

Cabe resaltar especialmente la importancia de este sector en España, dado que su base industrial es poco potente. Al mismo tiempo, se trata de una industria que da trabajo a un gran número de gente, con una buena cualificación y retribución económica.

El sustituto, Turquía

El directivo de Peugeot España se refirió a que la actual posición de este país en el mercado europeo puede ser desplazada de su quinta posición para ser ocupada por Turquía, que apunta a ser el sustituto de España.

Ese es el gran riesgo, ya que hasta ahora España era una buena plataforma logística, al estar bien situado estratégicamente como país en el Mediterráneo, con una capacidad fuertemente exportadora, aproximadamente de un 65% de su producción.

Este aspecto es muy importante en el caso de España, dado el desequilibrio de su balanza comercial.

Al mismo tiempo, disponía de un potente mercado interior, lo que garantizaba que el 35% de los coches producidos se vendieran en el propio territorio. Sin embargo, este planteamiento ha dejado de ser una realidad debido a que el mercado interior ya no tira.

En este contexto, Turquía aparece como un peligroso competidor, ya que puede hacer el mismo papel que España y dispone de un mercado interior que crece a un ritmo del 30%, con unas 750.000 matriculaciones anuales.

Aunque hoy por hoy todavía se encuentra por debajo de España, su horizonte es mucho más halagüeño y la crisis no le afecta tanto. De hecho, se prevé que crezca demográficamente hasta llegar a los 80 millones habitantes, a un ritmo muchísimo mayor que el de España, lo que le augura un buen futuro.

Recuperar el terreno perdido

En ese sentido, es vital, en opinión de Rafael Prieto, que el mercado español salga de esta crisis y recupere su fortaleza, en referencia al volumen perdido de 1,6 millones de unidades del 2007, para que España no quede apeada del entorno de las grandes compañías automovilísticas, cuyos centros de decisión están fuera de España.

Para mantener activas las fábricas en suelo español, los fabricantes automovilísticos exigen un mercado interior fuerte, algo que se está perdiendo en España a un ritmo preocupante.

En opinión de Prieto, la industria española del automóvil necesita un libro blanco concienzudo y, al mismo tiempo, que el sector sea capaz de hacer propuestas inteligentes que ofrecer al legislador de turno para sacar al sector adelante.

Hazte socio

También te puede gustar