La Iniciativa Legislativa Popular por el matrimonio no podrá ser defendida por uno de sus promotores

La Mesa del Congreso de los Diputados desestimó este miércoles la petición que había presentado el Foro Español de la Familia para que un representant…

Forum Libertas

La Mesa del Congreso de los Diputados desestimó este miércoles la petición que había presentado el Foro Español de la Familia para que un representante de esta plataforma pudiera defender, ante el Pleno, la Iniciativa Legislativa Popular a favor del matrimonio de hombre y mujer y del derecho de todo niño a un padre y una madre. El órgano de gobierno de la cámara baja alega, como en otras ocasiones anteriores, que el reglamento no contempla, para los debates sobre iniciativas populares no se contempla, la opción de que tome la palabra alguien ajeno al Parlamento. Fuentes jurídicas de la campaña aseguran que existe cobertura legal para ello aunque no esté regulado explícitamente.

 

Sólo hace falta recordar iniciativas recientes como el conocido Plan Ibarretxe para reformar el Estatuto de Autonomía vasco. En el debate plenario sobre el proyecto, el lehendakari Juan José Ibarretxe, siendo totalmente ajeno a las Cortes españolas, pudo participar sin ningún problema en la sesión e intervenir desde la tribuna de oradores. Lo mismo sucederá el próximo 2 de noviembre con el proyecto de Estatuto catalán, en este caso, además, con tres políticos que no tienen escaño en el Congreso: Artur Mas (Convergència i Unió), Manuela de Madre (Partido Socialista de Cataluña) y Josep Lluís Carod-Rovira (Esquerra Republicana). Además, el Congreso permite que intervengan en sus sesiones personas que no son parlamentarios, hecho que sucede constantemente, por ejemplo, con los ministros que no son diputados, entre ellos el de Defensa, José Bono, y el de Economía y Hacienda, Pedro Solbes. Lógicamente no tienen voto, pero sí voz.

 

La Iniciativa Legislativa Popular superó de largo el medio millón de firmas requerido para estos casos, lo que ha permitido que la Junta Electoral Central la envíe a las Cortes para su debate parlamentario. Concretamente se han recogido más de 1 millón de adhesiones en defensa de una definición clara de la unión matrimonial en el Código Civil, así como de la garantía de que los niños tienen derecho a ser adoptados por un padre y una madre. Con la propuesta, se anularía la reciente reforma que permite casarse a dos personas del mismo sexo, lo que implica automáticamente la adopción.

 

Benigno Blanco, vicepresidente del Foro Español de la Familia, considera la decisión del Congreso “un desprecio absoluto al millón y medio de ciudadanos que han ejercido un derecho de responsabilidad al colaborar con el Poder Legislativo”. En la misma línea, añadió que se trata de “una muestra escandalosa de falta de sensibilidad democrática por parte de la Mesa”. También anunció que el Foro de la Familia recurrirá la decisión ante el Tribunal Constitucional. “Se ha intentado imponer desde el Gobierno y el PSOE un silencio terrible sobre esta iniciativa, y este acuerdo de la Mesa es una expresión más de su intento de acallar la voz del pueblo. Si no nos dejan hablar en el Pleno del Congreso el día del debate, nos haremos oír desde la calle”, aseguró.

 

Cabe recordar que la ILP es un mecanismo democrático previsto actualmente en la legislación española. La recogida de firmas de esta iniciativa empezó hace justo un año por toda España, concretamente el 15 de octubre de 2004, siguiendo el complejo proceso legalmente establecido para estos casos. Los impulsores de la campaña distribuyeron hasta el pasado mes de julio numerosos fedatarios, personas autorizadas que se encargan de validar la recogida de adhesiones y entregar los pliegos con firmas, siempre en papel, con puño y letra y con los datos personales básicos de todos los que secundan el proyecto. Esta complejidad supone, para el Foro de la Familia, “un motivo más para que las Cortes y el Gobierno valoren todavía más el esfuerzo realizado y abran un proceso de diálogo”.

 

Por otro lado, el Foro Español de la Familia mantiene su insistencia a la hora de pedir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que reciba a una representación de la entidad, sobre todo después de la masiva participación popular en la manifestación del pasado 18 de junio en Madrid en defensa del matrimonio entre hombre y mujer y de los derechos de los niños. Los máximos responsables del colectivo cívico aseguran, además, que convocarán nuevas movilizaciones si no se impulsa ese diálogo.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar