La inmigración, garantía de futuro del mercado de trabajo en Estados Unidos

Se agota el baby boom posterior a la II Guerra Mundial y “el componente más importante del crecimiento de la población en edad de trabajar en las próximas dos décadas será la llegada de futuros inmigrantes”, lo afirma un estudio del Pew Research Center

El aviso a Donal Trump que corrobora un estudio del Pew Research Center: los trabajadores inmigrantes ayudarán a hacer "una América grande" El aviso a Donal Trump que corrobora un estudio del Pew Research Center: los trabajadores inmigrantes ayudarán a hacer "una América grande"

Crece la oposición a la política de deportaciones que está aplicando Donald Trump en Estados Unidos y, excepto una minoría de la opinión pública que le apoya incondicionalmente, el resto la cuestiona, no solo desde una perspectiva humanitaria sino también porque los inmigrantes forman parte del futuro socioeconómico del país.

De hecho, las actuaciones del presidente estadounidense contra la inmigración no facilitan un escenario de futuro óptimo para los próximos 20 años. Así se puede deducir de las conclusiones del estudio ‘Immigration projected to drive growth in U.S. working-age population through at least 2035’ (‘Proyección de la inmigración para impulsar el crecimiento en la población en edad laboral en los Estados Unidos hasta por lo menos 2035’), elaborado por el Pew Research Center.

Tanto es así que la inmigración viene a ser una garantía de futuro de la fuerza laboral en Estados Unidos. La cuestión de fondo es que se agota la generación del baby boom posterior a la II Guerra Mundial y “el componente más importante del crecimiento de la población en edad de trabajar en las próximas dos décadas será la llegada de futuros inmigrantes”, advierte el estudio.

La inmigración viene a ser una garantía de futuro de la fuerza laboral en Estados Unidos

La inmigración viene a ser una garantía de futuro de la fuerza laboral en Estados Unidos

Cabe recordar que, precisamente, los adultos nacidos en territorio estadounidense “durante la mayor del último medio siglo, los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial y antes de 1965, han sido el principal impulsor de la creciente fuerza laboral de la nación”, dice el informe.

Los inmigrantes, protagonistas de futuro

Evolución y proyección de la población en edad de trabajar en Estados Unidos entre 1965 y 2035

Evolución y proyección de la población en edad de trabajar en Estados Unidos entre 1965 y 2035

“Pero, a medida que esta gran generación se retire, el aumento de la fuerza de trabajo potencial se desacelerará marcadamente y los inmigrantes jugarán el papel principal en el crecimiento futuro de la población en edad de trabajar, aunque seguirán siendo una minoría”, como se puede apreciar en este gráfico, reproducido a

partir del estudio, donde se puede apreciar la evolución de la población estadounidense en edad de trabajar, es decir entre los 25 y los 64 años, en millones de personas.

En el gráfico se puede ver cómo las proyecciones hasta el año 2035 apuntan a que, a partir de 2015, los nacidos de padres estadounidenses y, en menor medida, la población de inmigrantes, tienden a reducirse, mientras los nacidos de padres inmigrantes aumentarán en las próximas dos décadas.

Sin inmigración, la fuerza laboral decae

En este otro gráfico que muestra el estudio se puede ver cómo “sin futuros inmigrantes, la población en edad de trabajar en los Estados Unidos disminuiría en 2035”.

Desde 1965, el número de personas en edad de trabajar no ha hecho otra cosa que aumentar. Sin embargo, a partir de 2015, si no fuera por el factor inmigración, esa población se iría reduciendo hasta llegar a los 166 millones de trabajadores.

¿Cómo influirá, o no, en la población estadounidense en edad de trabajar el factor inmigración?

¿Cómo influirá, o no, en la población estadounidense en edad de trabajar el factor inmigración?

Así, según las previsiones del Pew Research, “el número de adultos en las primeras edades de trabajo, de 25 a 64 años, de 173,2 millones en 2015, aumentará a 183,2 millones en 2035. Ese crecimiento total de 10 millones en dos décadas será menor que el total en cualquier década individual desde que los Baby Boomers comenzaron a incorporarse a la fuerza de trabajo en los años sesenta. También se reducirá notablemente la tasa de crecimiento de los adultos en edad de trabajar”.

En sentido contrario, si se cumplen las previsiones del Pew Research y Trump no lo impide, esa fuerza de trabajo alcanzará en dos décadas la cifra de 183 millones de personas, es decir que, “sin estos recién llegados, el número de inmigrantes en edad laboral disminuiría en 17,6 millones en 2035, al igual que la población total proyectada en los Estados Unidos en edad de trabajar, que se reduciría a 165,6 millones”, concreta el estudio.

Una proyección de cambio

En cualquier caso, vale la pena concretar los cambios que el Pew Research proyecta hasta 2035. Así, “el componente más importante del crecimiento de la población en edad de trabajar durante las próximas dos décadas será la llegada de futuros inmigrantes”, señala el estudio.

La proyección de cambio en la población en edad de trabajar en Estados Unidos para las próximas dos décadas

La proyección de cambio en la población en edad de trabajar en Estados Unidos para las próximas dos décadas

Se prevé que el número de inmigrantes en edad de trabajar aumentará de 33,9 millones en 2015 a 38,5 millones en 2035, y que las nuevas llegadas de inmigrantes representen todas esas ganancias”, como se puede ver en este último gráfico, con la “proyección del cambio en la población en edad de trabajar en Estados Unidos”.

Al mismo tiempo, “el número de inmigrantes actuales en edad de trabajar disminuirá, ya que algunos cumplirán 65 años, mientras que otros se calcula que proyectan abandonar el país o morirán”, añade el informe.

En cuanto al “mayor segmento de adultos en edad de trabajar, los nacidos en los Estados Unidos cuyos padres hayan nacido en los Estados Unidos”, se prevé “que disminuya entre 2015 y 2035, tanto en número como en porcentaje de la población en edad de trabajar. Las proyecciones del Centro muestran una reducción de 8,2 millones de estos adultos, de 128,3 millones en 2015 a 120,1 millones en 2035”.

Pero, en ese mismo periodo, “esa pérdida numérica se compensará parcialmente con un aumento en el número de adultos nacidos en Estados Unidos con padres inmigrantes en edad de trabajar, que se proyectan a 24,6 millones en 2035, frente a 11,1 millones en 2015”, detalla el informe.

El estudio aclara también que “las proyecciones del Centro de Investigación Pew para adultos nacidos en el extranjero en edad de trabajar se basan en las tasas actuales de inmigración, combinando lo legal y lo no autorizado. Suponen que dos tercios de los inmigrantes que llegan hasta 2035 tendrán entre 25 y 64 años, como es el caso de los nuevos inmigrantes de hoy”.

“La disminución del número de adultos nacidos en Estados Unidos con padres nacidos en Estados Unidos significa que se convertirán en una proporción menor de la población en edad de trabajar: 66% en 2035, en comparación con 74% en 2015. Los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos representan una proporción creciente de adultos en edad de trabajar: 13% en 2035, en comparación con 6% en 2015. La proporción de inmigrantes de adultos en edad de trabajar aumentará, de 20% en 2015 a 21% en 2035.”, concluye el estudio en referencia a este tercer gráfico.

El envejecimiento de la generación del <i>baby boom</i> estadounidense afecta al mercado de trabajo

El envejecimiento de la generación del baby boom estadounidense afecta al mercado de trabajo

Envejecimiento del Baby Boom

Por otra parte, el estudio del Pew Research Center insiste en que “la disminución de los adultos en edad laboral nacidos en Estados Unidos, cuyos padres también nacieron en los EE.UU., refleja en gran medida el envejecimiento de la generación Baby Boom, nacida entre 1946 y 1964”.

“Los más jóvenes de los Boomers cumplen 65 años en 2030 (por supuesto, algunos Baby Boomers son inmigrantes o tienen padres inmigrantes, pero la proporción es menor que entre los estadounidenses más jóvenes)”, agrega.

“Al mismo tiempo, las tasas de natalidad, que se han mantenido relativamente bajas desde la década de 1970, también juegan un papel”, advierte.

Entre otras cuestiones, el estudio concluye su análisis insistiendo en la importancia del factor migratorio: “habrá 18 millones de personas nacidas en Estados Unidos con padres inmigrantes que se unirán a la población en edad de trabajar entre 2015 y 2035. Este grupo ya vive en los Estados Unidos, y tenían entre 5 y 24 años de edad en 2015, resultando en una ganancia neta de 13,6 millones de adultos en edad laboral nacidos con padres inmigrantes”.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Antes de nada, respeto por la dignidad de quien emigra, pero el país que quiere vivir de inmigración para siempre se encontrará con la situación de que un día no tendrá inmigrantes que atraer, porque los países de origen también se agotarán demográficamente.

    Amén de que la inmigración de unos países significa la emigración de otros, que tanto interesa a quienes quieren explotar las materias primas sin cortapisas medioambienteles, legales, etc. Una manera de aplazar sine die un crecimiento más sostenible.

    ¿O no?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>