La inserción profesional: un panorama desolador para los jóvenes

Leo en el boletín de ForumLibertas.com del lunes, 18 de marzo, el siguiente artículo: ‘La tentación de las grandes empresas de tr…

Leo en el boletín de ForumLibertas.com del lunes, 18 de marzo, el siguiente artículo: ‘La tentación de las grandes empresas de trasladar sus sedes fuera para pagar menos impuestos: una práctica a combatir‘. El primer voto es el mío. Las grandes empresas debieran ser las más solidarias. Es obvio que una normativa fiscal más o menos común ayudaría a equilibrar las cargas y no propiciaría fuga legal de capitales. ¿Esa normativa fiscal común iría paralela a una tasa de desempleo equilibrada en los países de la Unión Europea? ¿La tasa española in crescendo es aceptable? Hay otra tasa que no veo publicada en ninguna parte. La capacidad demostrada de la empresa española o filial de otra afincada en España, en este caso suiza, de generar y/o mantener la empresa sin despidos en tiempos llamados de crisis. En el caso de la mencionada sé perfectamente que fue motor en España y desde Esplugues de Llobregat (Barcelona) no hace muchos años. ¿Dónde están hoy los emprendedores en España? ¿A los que emprenden en España qué marco fiscal les estimula a hacerlo?

Hay negocios (más bien de pequeña dimensión) que funcionan a pesar de la crisis. Existen empresarios que con tesón y creatividad mantienen y levantan empresas. Tal vez no tengan status de empresa multinacional. Son empresarios que curran y que saben liderar equipos de personas. Son los empresarios y empresarias que padecen una crisis que ellos no han generado. El panorama es desolador para nuestra juventud preparada recién licenciada en estudios universitarios.

A mi modo de ver, el problema relevante no es tanto la fuga de capitales por insatisfacción de las sociedades anónimas en sus beneficios y en el reparto de dividendos a sus accionistas como el panorama desolador en nuestros jóvenes capacitados. Después de muchos años estudiando lo único que quieren es trabajar. Ahora y no mañana. Con contrato laboral y cotización a la Seguridad Social. Jamás en negro. No van de guais y ambición económica desmesurada. Caben en ellos dos actitudes juveniles. A) Esperar gratuita e inocentemente en casa de los papás a que las cosas cambien… en situación de eterna juventud sin emancipación adulta a la vista. B) Acceder al mercado laboral cualificado allí donde se encuentre. Esta segunda opción es la que siguen muchos jóvenes preparados.

No estoy haciendo economía ficción. Es un tema que me afecta. Me afecta en un hijo que pasa olímpicamente de licenciarse ahora. Lo hará por internet pero residiendo en un país de Europa, con número de Seguridad Social en este país, cuenta bancaria en entidad bancaria de este país y convicción plena que en poco tiempo va a ser así. El trabajo. Lo otro ya lo tiene. No es un caso aislado. Hay otros como él. En otro tiempo esta actitud me hubiera escandalizado e incluso hubiera manifestado oposición paterna.

En este siglo XXI de la globalización, el WhatsApp, el Skype, la fluidez en el aprendizaje fluido de las lenguas y el vuelo de avión barato, este modo de proceder cuenta con todas mis bendiciones aunque no sean las canónicas y las de lo “políticamente correcto”. A una persona joven preparada no hay que hablarle de crisis y primas de riesgo. Una persona joven preparada solo entiende de escucha activa en tiempo presente. Su tiempo presente. Es el tiempo al que los poderes políticos y financieros deberían atender como objeto prioritario –no con palabras sino con hechos demostrados- como paradigma de una actividad económica fértil con proyección de futuro.

Es duro que un hijo manifieste en voz alta que no espera nada del presente laboral para él ni en Cataluña ni en el resto de España. Más duro sería para mí que él optase por la opción A, es decir la opción del bla, bla, bla.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>