La intución creadora en el arte y en la poesía, de Jacques Maritain

Dostoievski dijo que la belleza es el campo de batalla en el que Dios y el diablo luchan por ganar el corazón del hombre. Nuestro universo cultural, e…

Dostoievski dijo que la belleza es el campo de batalla en el que Dios y el diablo luchan por ganar el corazón del hombre. Nuestro universo cultural, exuberante en todas sus manifestaciones, está asistiendo a un renovado interés por la estética. El tema de la belleza es, sin duda, uno de los más urgentes en nuestra época.

Filósofos, sociólogos y teólogos vuelven a él como un camino hasta ahora no suficientemente tenido en cuenta y que hay que desbrozar para reconstruir el pensamiento occidental que languidece bajo la influencia tecnológica y los “beneficios” de una vida más organizada y práctica.

 

Íntimamente unido al tema de la belleza está el del arte, entendido no sólo como capacidad para hacer las cosas bien, sino también como medio de extraer y representar lo bello que hay en la naturaleza y en el hombre. A ello se dedica este libro de Maritain, recopilación de unas conferencias y muestra, una vez más, de la fecundidad y profundidad del pensador francés.

El arte lo entiende, en este libro, como “intercomunicación entre el ser íntimo de las cosas y el ser íntimo del yo humano”. Subyace en la exposición la teoría aristotélica, asumida por santo Tomás, de que el arte imita la naturaleza. Pero no en el sentido de mera reproducción, sino en cuanto que capta lo que la naturaleza esconde tras sus formas. De ahí que pueda poner el ejemplo de que un pintor, Rigauld, después de contemplar unos trigales nevados supiera cómo debía pintar árboles blancos en primavera.

 

Porque junto al arte como técnica, hay lo que denomina “intuición creadora”, que es donde Maritain coloca la posibilidad de evitar que las artes se estanquen. El progreso no puede situarse en el orden de las mejoras estilísticas o la aparición de nuevos materiales o técnicas. Eso es sólo la carcasa que habrá que referir siempre el corazón del hombre, que es donde debe brotar siempre nueva la creación artística.

 

Maritain analiza en este libro lo distintivo del arte occidental, en la que el yo humano está cada vez más presente y pasa de ser mero objeto a trascender la realidad y a aparecer todo él, en sus diversas facetas, en las diversas manifestaciones artísticas que no pueden dejar tampoco de mostrar su desgarramiento interno.

 

Maritain nos ofrece unas grandes lecciones, que no han perdido actualidad y deben ser leídas y estudiadas. Además, con la seriedad que caracteriza algunas de sus obras, como esta, une a sus geniales interpretaciones abundante material pictórico (lamentablemente las numerosas ilustraciones están en blanco y negro como en la edición americana original) y textos de autores conocidos y no tan conocidos, que estimulan la reflexión y sorprenden por el bagaje cultural del autor, nada improvisado ni superficial.

Hacemos nuestro el juicio de José Julio Perlado en la introducción: “Gran libro éste de Jacques Maritain que abarca amplísimos temas, que abre en múltiples abanicos autores e interpretaciones de enorme riqueza. Luminoso proyecto sobre el arte y la poesía del hombre, reflexiones siempre sugerentes, páginas incitadoras y profundas sobre la creación y la cultura”.

 

 

LA INTUICIÓN CREADORA EN EL ARTE Y EN LA POESÍA

Jacques Maritain

Traducción de Alberto Luis Bixio

Palabra

573 págs.

25,50 €

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>