La Justicia de Irán admite torturas en las cárceles del país

El Gobierno de Irán acaba de reconocer la existencia de torturas en las cárceles del país, algo que ya denunciaban desde hace tiempo las organizacione…

Forum Libertas

El Gobierno de Irán acaba de reconocer la existencia de torturas en las cárceles del país, algo que ya denunciaban desde hace tiempo las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos. En un informe sin precedentes, se admite que se han practicado torturas y aislamientos prolongados dentro de los centros penitenciarios. El escrito, redactado por el máximo responsable del Poder Judicial en Teherán, Abbas Ali Alizadeh, tiene en cuenta revelaciones de personas que hablan de permanencia durante varios años en prisión sin juicio. Pero la Justicia iraní asegura que todo ello pertenece “al pasado”. “Hemos tomado medidas”, explica el autor del documento tras recordar que ha investigado en varias cárceles. “Podemos decir con orgullo que todas estas anomalías han desaparecido. Las cárceles iraníes están hoy entre las mejores del mundo”, asegura el portavoz del Ministerio de Justicia, Jamal Karimi Rad. “Gracias a las acciones impulsadas, se han conseguido grandes progresos para los derechos civiles”.

 

La reciente muerte de Zahra Kazémi, una fotoperiodista iraní de origen canadiense, había cubierto con una sombra de dudas algunas actuaciones contra prisioneros en Irán. La informadora gráfica fue arrestada el 23 de junio de 2003 mientras sacaba fotografías delante de un centro penitenciario de la capital, y falleció el 10 de julio, pocos días después, como consecuencia de una hemorragia cerebral que se manifestó en varias ocasiones sucesivas. Entre esas dos fechas, la ciudadana había comparecido ante fiscales y acusadores, la policía y agentes de información. Reza Aghdam Ahmadi, uno de los responsables policiales acusados de haber propinado a Zahra Kazémi el golpe mortal, fue absuelto en primera instancia el 24 de julio de 2004, hace justo un año.

 

Pero las circunstancias de la muerte de la fotoperiodista no se han aclarado nunca. Este lunes, el Premio Nobel de la Paz Shirin Evadí acusó públicamente al Tribunal de Teherán, encargado de juzgar al presunto homicida, de ignorar las peticiones de los abogados, y anunció que piensa dirigirse a la comunidad internacional para pedir justicia. Por su parte, la república islámica rechaza todas las críticas a los procesos mal instruidos por las instancias que están bajo su administración, ya que las considera injerencias.

 

Un país con capacidad nuclear

 

La república islámica no ha dejado de ser noticia en el último año. La publicación del informe sobre las torturas en las cárceles llega unos meses después de que el presidente iraní, Mohamed Jatami, anunciase el mantenimiento de las actividades nucleares aunque ello provoque el final de las inspecciones y de la cooperación con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). Las investigaciones tienen teóricamente fines civiles, pero en un desfile militar, organizado el pasado mes de septiembre para conmemorar la guerra de Irán contra Irak, el ejército exhibió misiles de largo alcance (algunos preparados para cubrir distancias de 1.300 y hasta 1.700 kilómetros), así como pancartas contra Estados Unidos e Israel.

 

“Israel tiene que ser borrado del mapa” y “aplastaremos a América bajo nuestros pies”, decían algunas de las frases que se leyeron. En aquella ocasión, las palabras fueron interpretadas como un desafío poco después de que la ONU aprobase una resolución que exigía a Irán la suspensión inmediata de sus actividades nucleares. Ahora alguien debe pedir a Jatami que deje bien clara la abolición de la tortura.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar