La Justicia debe actuar contra las Femen

La justicia protege al débil y al pacifico del agresor, salvaguarda la libertad porque evita que quienes amenazan, intimidan y usan la violenci…

La justicia protege al débil y al pacifico del agresor, salvaguarda la libertad porque evita que quienes amenazan, intimidan y usan la violencia puedan aplicarla como método para imponer sus ideas. Cuando la justicia no cumple con su misión la libertad se deteriora. Las Femen son una organización que ellas mismas definen como de “disciplina militar”, que tiene por objetivo presionar, intimidar, insultar, y agredir a quienes no compartan sus ideas. Utilizan el escándalo público como arma, apabullan a los diputados en una sesión plenaria, impiden el culto, atacan a cardenales, y vejan a los católicos o hieren sus sentimientos religiosos con sus despropósitos deliberados. Cometen sistemáticamente presuntos delitos consignados claramente en el Código Penal y el hecho que exhiban dos de sus argumentos femeninos como arma no justifica la inacción de los poderes públicos.

Las Femen actúan de manera que dañan a la sociedad en general y a la mujer en particular, porque utilizan su cuerpo bajo estrictos criterios machistas, dado que sus activistas son cuidadosamente seleccionadas por su formateado físico. Se las escoge por su atractivo y eso tiende a reducir a la mujer a esa condición. Por mucho discurso que le echen, las Femen solo son aquellas que puede exhibir el tipo ¿Se quiere una mayor discriminación de la mujer? Las Femen utilizan una práctica que si encontrara imitadores en otras posiciones políticas convertirán la sociedad en un lugar de agresión y odio, en algo alejado del mínimo de convivencia que debe existir. Son además en España una organización ilegal, actúan como grupo, con denominación, jerarquía y recursos económicos propios -de incierta procedencia- sin estar legalizadas, porque nunca han presentado sus estatutos en el registro de asociaciones.

Todo lo dicho son evidencias, como lo es la pregunta: ¿Qué más hace falta para que la Policía, el Ministerio del Interior y la Justicia actúen? Cuando se facilita la impunidad delictiva por oportunidad política se está construyendo un precedente nefasto para que esta minoría agresiva se crezca y encuentre imitadores. La justicia debe actuar para primero verificar la naturaleza de los delitos cometidos, en su caso penarlos y después para prevenir que prosigan en estas acciones y eviten una situación de ilegalidad continuada.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>