La ley también es problema

"Nosotras parimos, nosotras decidimos". El aborto tiene que ser un derecho humano, un derecho concreto de la mujer, en solitario. Esto es fu…

Forum Libertas

"Nosotras parimos, nosotras decidimos". El aborto tiene que ser un derecho humano, un derecho concreto de la mujer, en solitario. Esto es fundamental para el derribo de la institución matrimonial y, con él, de la familia, y con él de las estructuras caducas que enquistan las tradicionales relaciones de poder entre el varón y la mujer, donde la mujer sale discriminada, esclavizada, sometida.

La vida humana, la generación de la vida humana y el procedimiento por el que se engendra la vida humana deben quedar fuera de la relación jurídica entre hombres y mujeres.

La vida humana no puede ser el nudo gordiano que ate el contexto de relación donde confluyen el varón y la mujer para, juntos, decidir sobre la vida humana…

Porque en ese juntos, la mujer se somete al varón o, mejor dicho, el varón somete a la mujer y la esclaviza.

Así que por mucho que horrorice, feministas, marxistas y demás revolucionarios de la ideología del género y la desvinculación, tendrán que mentir, negando la evidencia a una gran masa que no ve porque no quiere ver lo que las fotos, la ciencia, los videos, etc, muestran.

La ideología marxista es falsa, la ideología de género es falsa… y todas las leyes que las desarrollan son inhumanas, por falsas. Así que la ley también es problema.

El debate del aborto no se ganará en el contexto de un debate sobre el aborto sino en el contexto de un debate sobre el matrimonio. El horror del aborto por la certeza de que es la muerte provocada de un ser humano vivo no puede ser negado de ninguna manera y, por eso no se niega lo horroroso que es sino que se miente afirmando que no existe.

La inmensa mayoría no verá los videos ni las fotos, ni estudiará los fundamentos científicos. La inmensa mayoría creerán lo que les digan los suyos. La inmensa mayoría cerrará los ojos. No podemos ganar la batalla del aborto sin ganar antes la batalla del matrimonio y la familia.

La batalla del aborto no es medio para la batalla del matrimonio sino al revés. Así que sí es problema de la ley y no sólo de la ley que despenaliza determinados supuestos sino de toda la ley que regula la familia, la vida y la educación, los tres principios innegociables que tienen en común ser también los tres principios unánimemente pisoteados.

La FAMILIA ES LA CONDICIÓN DE POSIBILIDAD DE UNA VIDA HUMANA DIGNA. Esta frase significa lo que dice. No necesita de interpretación.

Es de Juan Pablo II. Sin la familia la vida humana se desarrolla en un contexto de violación de los derechos humanos. A la mierda el terrorismo, la unidad de la patria, la economía y su puñetera madre (perdón por la forma de expresarme).

O nos plantamos con el matrimonio y la familia y nos vamos a hacer puñetas. Y por delante de nosotros, en cruel avanzadilla, todos esos inocentes abortados por esas otras víctimas que son sus madres y a manos de matarifes sin escrúpulos o cobardes.

Hazte socio

También te puede gustar